Archivo

Boeing analiza causas de incidente en Londres

07 febrero 2014 5:56 Última actualización 12 julio 2013 16:21

[Bloomberg] 


Notimex


Seattle .- El fabricante de aviones Boeing está analizando las causas del incidente en el aeropuerto internacional de Heathrow de Londres, en un avion Dreamliner 787 operado por la empresa Ethiopian Airlines.

El director de Comunicación de Ventas Internacionales de Boeing Commercial Airplanes, Jim Proulx, precisó que la empreaa ya tiene personal en el aeropuerto londinense y "estamos trabajando para entender cabalmente lo que está sucediendo".

En una reunión con medios de comunicación, dijo que "se está trabajando para atender lo que está sucediendo y no vamos a formular ningún tipo de especulaciones sobre lo que puede ser o que no es".

Este viernes, un avión de pasajeros Dreamliner 787 de Boeing sufrió un incendio en el aeropuerto de Heathrow, lo que forzó el cierre de ambas pistas de aterrizaje de la terminal aérea.

Por otro lado, se informó que otro avión Dreamliner 787 de Boeing operado por la aerolínea británica Thomson Airways, tuvo que regresar a Reino Unido de un vuelo hacia Estados Unidos como medida de precaución debido a problemas técnicos.

A principios de año, Boeing enfrentó problemas con las baterías de litio, que generaron un retraso en la entrega de aviones Dreamliner 787-8, y arreglos en los que ya estaba en operación y tras varios meses, se logró rediseñar la batería y se corrigió el problema.

El director regional de Marketing de Producto del Programa Dreamliner, Chris Tasche, informó que el programa de entrega del 787 tiene un retraso aproximado de tres meses, con alrededor de 21 aeronaves, pero confió en que para el cierre del año se pondrán al corriente.

Aclaró que a pesar de ese problema de sobrecalentamiento con las baterías, la producción no se vio afectada, e incluso se elevará la capacidad de producción de siete a 10 al mes.

Sobre las medidas de seguridad, Jim Proulx resaltó que la empresa tiene un arduo programa en este sentido, enfocado a minimizar los riesgos de que pase un accidente; así como la posibilidad de sobrevivir a uno, además de la capacitación permanente al personal.

Aseguró que todo los aviones deben certificarse, además de que, previo a la entrega de una unidad a un cliente, se hacen diversas pruebas de vuelo, que también realiza el comprador.