Archivo

BMV y Wall Street caen por temor a decisión de Fed

06 febrero 2014 7:24 Última actualización 02 diciembre 2013 16:1

[La BMV cayó 0.85% al cierre de la sesión de este lunes. / Bloomberg] 


 
Felipe Sánchez
 
 
La Bolsa Mexicana de Valores (BMV) sufrió este lunes un ajuste apreciable a la baja de 0.85 por ciento, con lo que el Índice de Precios y Cotizaciones (IPyC) se ubicó en 42 mil 138.55 unidades, debido principalmente a una toma de utilidades tras casi una semana de ganancias, y también ante el temor de que la Reserva Federal (Fed) comience a reducir su programa de estímulos a los mercados.
 
 
El descenso se produjo en línea con el mercado accionario en Wall Street, donde también se registraron pérdidas en todos los índices por las mismas razones que en la BMV.  El volumen en el mercado mexicano fue moderado, de 206.1 millones de acciones y 122 mil 884 operaciones, luego de un avance semanal de 3.56 por ciento.
 
 
Las noticias de la economía en Estados Unidos fueron positivas, en especial el indicador ISM de actividad manufacturera, un incremento de 56.4 a 57.3 puntos para noviembre, cuando los especialistas preveían una baja a 55.5 unidades.
 
 
Esta cifra apunta a una mayor probabilidad de que la Fed acelere el comienzo del llamado "tapering", es decir, la reducción de su programa de estímulos.
 
 
En la bolsa de Nueva York, el índice Dow Jones disminuyó 0.48 por ciento a 16 mil 008.77 unidades, mientras que el promedio S&P 500 apenas declinó 0.27 por ciento a mil 800.90 puntos. En tanto, en el tecnológico Nasdaq la reducción fue de 0.36 por ciento a 4 mil 045.26 unidades.
 
 
También hubo en los mercados una actitud precavida con motivo de la abundancia de datos económicos que se publicarán durante el resto de la semana, como la primera revisión del PIB en Estados Unidos o las estadísticas del empleo de noviembre, números que darán una buena señal de hacia dónde podría moverse la Fed.
 
 
 
Repuntan réditos de bonos en EU
 
 
Este lunes, los rendimientos de los bonos del gobierno de Estados Unidos tuvieron un fuerte incremento, debido a dos factores principales: buenos datos de la economía y expectativas favorables para los indicadores que se darán a conocer el resto de la semana, en especial el viernes, con las cifras del empleo.
 
 
Así, la nota del Tesoro a plazo de 10 años se cotizó al cierre en 2.801 por ciento, un incremento de 6.2 puntos base con respecto a 2.739 por ciento del viernes. Este nivel representa su lectura más elevada desde mediados de septiembre, esto es, en 2 y medio meses.
 
 
El índice ISM de actividad manufacturera de noviembre se elevó a 57.3 puntos, desde 56.4 unidades de un mes antes. Los analistas preveían un declive a 55.5 puntos, de manera que fue un dato muy positivo, pero un número hawkish para la Fed en términos de su programa de estímulos.