Archivo

BMV cambia tendencia a ascendente

07 febrero 2014 3:42 Última actualización 11 septiembre 2013 18:30

 [Algunas emisoras habían sido castigadas en exceso por las expectativas en la reforma fiscal / Bloomberg]


 
 
Felipe Sánchez
 
MÉXICO.- Desde el pasado 30 de agosto el mercado accionario mexicano comenzó un ciclo ascendente que ha elevado al índice desde un mínimo de cierre de 39 mil 162 puntos, hasta el nivel actual que se ubica en 41 mil 640 unidades.
 
Este repunte es lo suficientemente importante para que algunos indicadores técnicos reporten señales de cambio en la tendencia, por ejemplo, los promedios móviles de corto plazo convergen ya en sentido ascendente, y otros como el llamado “macd” (moving average convergence/divergence) dan señales alcistas.
 
Desde el punto de vista de las condiciones que impulsan este movimiento se encuentran estas: en buena medida se elimina la incertidumbre relativa a la reforma fiscal, con el extra de que al parecer de muchos participantes, la propuesta del Gobierno resultó más benigna de lo que se temía para las empresas. Es decir, el mercado había castigado en exceso a varias empresas por el temor a los cambios fiscales, ahora los precios de las acciones van de regreso ante medidas un poco menos drásticas.
 
Además, y esto es relevante, el contexto de desaceleración actual de la economía, por no decir entorno recesivo, encuentra ahora la posibilidad de un cambio a favor de la recuperación de la economía, esto al cambiar el paradigma reciente de un déficit fiscal muy menor, hacia uno más amplio, que implica mayores riesgos, pero que se espera manejable y que pudiera revertir el ciclo cuasi-recesivo actual de la economía.
 
Considerando lo anterior, ahora cobra sentido la reciente decisión del Banxico de reducir su tasa de referencia de 4.0 a 3.75 por ciento, esto es, una política monetaria y fiscal relajada a favor de la reactivación de la economía (y de los mercados).
 
En el ámbito externo, las cifras de la economía han sido mixtas, pero con crecientes signos de recuperación en Asia y en Europa, al igual que en EU, aún cuando persiste la amenaza de crecientes tasas de interés, que podrían implicar un freno a los afanes de recuperación, y de las cotizaciones accionarias.
 
Desde luego, la incertidumbre todavía permea en los mercados mundiales, lo que seguirá generando volatilidad, no obstante, en estos momentos la señal en la plaza mexicana es ascendente.