Archivo

Bloqueo en el AICM, falsa alarma

10 febrero 2014 4:10 Última actualización 03 septiembre 2013 16:52

  [Imagen del bloqueo de la CNTE en el AICM del 23 de agosto/Cuartoscuro/Archivo] 


 
José Sánchez Perales
 

Tras la amenaza de presuntos maestros oaxaqueños de bloquer el acceso al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), éste opera con normalidad, debido a que los marchantes no se presentaron.
 

Un policía federal señaló que las vialidades también operaban con normalidad.
 

"No han venido los maestros", indicó.
 

En el módulo de información aseguraron que hasta el momento el aeropuerto funcionaba con normalidad.
 

Otro policía federal señaló que probablemente los bloqueos se presentaran mañana.
 

"Ahorita no hay nada, las calles y el aeropuerto están bien, dijeron que mañana venían (los marchantes)", afirmó.
 

La estación del metro que está en una de las salidas de la Terminal 1 del AICM, estaba funcionando igualmente.
 

En tanto Juan José Ortega Madrigal, dirigente de la Sección 18 de Michoacán, aclaró que no existió ningún acuerdo para bloquear otras instituciones o inmuebles como el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM).
 

En este sentido, recalcó, la movilización de este día del magisterio disidente únicamente se lleva a cabo en las inmediaciones del Senado de la República.
 

Ortega Madrigal, dijo que han detectado a grupos con actitudes violentas que pretenden generar enfrentamientos con personal de resguardo del Senado de la República.
 

En entrevista, refirió que desde temprano un grupo de aproximadamente 30 personas, que llevaban banderas con las siglas "MUT", intentaron infiltrarse en el plantón de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) en el Paseo de la Reforma, a la altura de "El Caballito".
 
Afirmó que su resistencia es pacífica e incluso refirió que una comisión de profesores están reunidos en este momento en la Secretaría de Gobernación (Segob) con algunos funcionarios y el gobernador de Oaxaca, Gabino Cué, a fin de plantear sus demandas principales.