Archivo

Bitcoin sufre nuevo revés, ahora en Noruega

06 febrero 2014 6:58 Última actualización 15 diciembre 2013 5:0

 


 
Bloomberg
 
Los bitcoins sufrieron un duro golpe en Noruega, cuando el gobierno de la nación más rica de Escandinavia dijo que la moneda virtual no califica como dinero real.
 
[GRÁFICO ANIMADO: Bitcoin, ¿burbuja o futuro financiero?]

“Los bitcooins no caen bajo la definición usual de dinero”, dijo el director general de impuestos en Noruega, en una entrevista. “Hemos hecho algunas evaluaciones sobre cuál es la manera correcta de manejar esto en el sistema fiscal”.

Noruega tratará a los bitcoins como un activo y cobrará impuestos sobre las ganancias de capital, una decisión similar a la que tomó Alemania, que en agosto informó que impondrá gravámenes a la moneda virtual.

Cada vez más naciones están definiendo posturas oficiales sobre los bitcoins, que emergieron en 2008 como una moneda virtual que no está controlada por ningún gobierno o banco central.

Los bitcoins pueden ser usados para pagar desde alfombras hechas a mano hasta servicios de limpieza de ventanas. Los estudiantes de la Universidad de Nicosia, en Chipre, incluso pueden pagar su colegiatura con ellos.

Paul Ehling, professor asociado en el departamento de Economía y Finanzas de la Escuela Noruega de Negocios BI, dijo que la definición que tiene el gobierno sobre el dinero puede ser muy restringida.

“Las monedas son cualquier medio de intercambio de bienes y servicios, así que podrías tener pequeñas piedras, como se usó en la antigüedad y, si es aceptado por un número suficientemente grande de población, entonces con eso es suficiente”, destacó en una entrevista. “En estos días, es cierto que un gran grupo de personas está dispuesto a intercambiar bienes o servicios por esta moneda”.

Inclusión a los medios tradicionales

Hay alrededor de 12 millones de bitcoins en circulación, según Bitcoincharts. Los usuarios del dinero digital están encontrando que una adopción más amplia depende de los políticos y los bancos, mientras los gobiernos de China y Estados Unidos tratan de crear una serie de reglas para proteger a los usuarios.
 
Los mercados de bitcoins, procesadores de pagos y otras startups dicen que necesitan que los bancos los conecten con sistemas de pagos ya existentes y que les provean de servicios básicos como cuentas de cheques. Para lograrlo, estas compañías deben convencer a los reguladores bancarios que los bitcoins no son usados para encubrir actividades ilegales.

La volatilidad de los bitcoins también ha atraído atención y generado preguntas sobre su viabilidad como dinero.

“No creo que puedas llamar dinero a algo si puede cambiar de calor entre 20 y 30 por ciento en un día”, consideró Sohocles Shopicleous, director en Argos Capital Management, en Chipre. “Al final del día, creo que la gente quiere que algo esté respaldando una moneda”.
 
La moneda se desplomó la semana pasada, después de que el banco central de China prohibió a las instituciones financieras usar bitcoins. La decision siguió a una explosión de su valor durante noviembre, luego que el Departamento de Justicia de EU declaró que los bitcoins eran un “medio legal de intercambio”.
 
EDl miércoles, la Autoridad Bancaria Europea emitió una advertencia sobre los riesgos de usar una moneda digital no regulada que es suceptible a hackers. “Se han reportado casos de consumidores que pierden montos significativos de la moneda virtual y hay pocas perspectivas de que los recuperen”, señaló la autoridad en un comunicado publicado en su sitio web. “Cuando se usa moneda virtual para transacciones comerciales, los consumidores no están protegidos por ningún derecho de devolución bajo la ley de la Unión Europea”.

El precio del bitcoin superó los mil 200 dólares, mientras especuladores anticiparon un mayor uso de la moneda digital. EL precio ha caído a cerca de 850 dólares on Bitstamp, uno de los mercados más activos, en el que la moneda digital es cambiado por dólares y otras divisas. Hace un año cotizaban en 12 dólares.

Riqueza súbita

Los noruegos se maravillaron del potencial de la moneda virtual en octubre, cuando se hizo público que un estudiante universitario se volvió millonario (en coronas noruegas) después de comprar bitcoins.

Kristoffer Koch compró el equivalente a 24 dólares en bitcpins en 2009 y se olvidó de ellas hasta este año, según la cadena NRK. Cuando revisó el valor de su inversión, se topó con que se había disparado a más de 800 mil dólares, con lo que compró un departamento.

En Noruega, las ganancias provenientes de bitcoins caerán bajo el impuesto a la riqueza y las pérdidas podrán ser deducidas, dijo Holte. Habrá un impuesto de 25 por ciento a las ventas que aplica a las negocios.

Introducida hace 5 años por un programador o grupo de programadores bajo el nombre Satoshi Nakamoto, los bitcoins potencialmente podrían reducir las comisiones bancarias, por lo que resultan una opción atractiva para transacciones por internet o en tiendas.
 
Aunque el ingreso fiscal por bitcoins no es sustancial, Holte, del fisco noruego, dijo que planea trabar con otros países para acordar los aspectos legales de los bitcoins.

La superviviencia de los bitcoins dependerá al final de si los consumidores y vendedores deciden que pueden confiar en ellos como una forma de pago legítima, dijo Ehling.

“Si hay una crisis o un apagón, necesitas algunos billetes en tu cartera en caso de que tu tarjeta de crédito no funcione. Lo mismo ocurre con los bitcoins”, dijo. “Es sostenible si la gente la usa más y más y si confían en ella. La gente empieza con las compras de cosas pequeñas, pero si deciden realizar transacciones cada vez más grandes, podría retar a otras monedas. En este momento, aún no sucede”.