Archivo

Bitcoin, Ripple y la ‘fiebre del oro virtual’

06 febrero 2014 6:53 Última actualización 30 noviembre 2013 5:0

[Ilustración de Bitcoin. /Imagen tomada de video de YouTube.]


© 2013 New York Times News

NUEVA YORK. Si el efectivo es el rey, el efectivo virtual quizá sea el príncipe heredero a la espera.
 
Programadores de todo el mundo han estado produciendo nuevas monedas digitales que tratan de mejorar el concepto de los bitcoins, el polémico dinero virtual de moda que ha arrasado en Internet.
 
Mientras aún circulan interrogantes en torno a la legalidad de los bitcoins, muchos emprendedores de tecnología están tratando de evitar las dificultades de la moneda ideando nuevas formas de hacer pagos en un futuro sin efectivo.
 
Lee también: 
Bitcoin supera los mil dólares por primera vez
Bitcoin, la moneda digital, en la mira de reguladores
Bitcoin podría ser moneda de un país: hermanos Winklevoss
 
Docenas de ideas ya compiten por el mercado. Según el último recuento, un sitio web que da seguimiento al mercado, coinmarketcap.com, enlistó 36 llamadas cripto-monedas, con nombres como bitbar, freicoin y cryptogenic bullion, y cada mes se añaden nuevas. Colectivamente, este dinero digital tenía un reciente valor de mercado de 3 mil 300 millones de dólares, de los cuales 3 mil 100 millones de dólares correspondían a la moneda dominante: los bitcoins.
 
Sin embargo, el sistema de pago en línea del que muchos conocedores consideran tiene la mejor posibilidad de suplantar a los bitcoins ni siquiera está en la lista: Ripple.
 
Fundada en San Francisco por los ex desarrolladores de los bitcoins, Ripple promete no sólo una nueva moneda, sino también un método novedoso de enviar dinero a todo el mundo. Con ese potencial, está consiguiendo algo que ha resultado elusivo para las monedas virtuales: el involucramiento de más participantes dominantes en el sistema financiero.
 
“No he visto nada más interesante que Ripple”, dijo Jesse Powell, el fundador de Payward, que opera un mercado donde se pueden comprar y vender monedas digitales.
 
“En lo que a mí concierne, Bitcoin y Ripple son los únicos que tienen una verdadera oportunidad de ser los que causen sensación”.
 
En noviembre, la compañía que supervisa el desarrollo de Ripple, Ripple Labs, anunció 3.5 millones de dólares en financiamiento de seis nuevos inversionistas. La compañía también anunció que ha atraído fondos de Pantera Capital, que incluye dinero de ejecutivos de Fortress Investment Group.
 
Chris Larsen, el co-fundador de Ripple Labs, dijo que la compañía había estado hablando también con bancos grandes y pequeños sobre su incorporación a la red de pagos de Ripple.
 
“Hay mucho interés de los grandes bancos en lo que está ocurriendo aquí”, dijo Larsen, que previamente fundó dos empresas incipientes financieras. “Nunca he visto algo así antes”.
 
La industria en rápido crecimiento de las monedas alternativas debe mucho al sorprendente éxito de los bitcoins.
 
Bitcoin ha enfrentado una serie de problemas que han conducido a crisis de mercado, pero se ha recuperado cada vez.
 
El tropiezo más reciente ocurrió después de que el fundador de un popular mercado en línea, conocido como Silk Road, fue arrestado y acusado de usar bitcoins para traficar con drogas y otros productos ilegales.
 
El precio de un bitcoin individual inicialmente cayó después del cierre de Silk Road, pero desde entonces ha ascendido constantemente.
 
Sin embargo, todo el mundo de las monedas virtuales pudiera volverse irrelevante casi de la noche a la mañana si las agencias de justicia decidieran cancelar las transacciones. Varias autoridades estatales y federales estadounidenses han dicho que están analizando cómo vigilar el mercado, preocupadas de que la naturaleza anónima de las transacciones en línea haga a las monedas atractivas para los criminales.
 
Un estudio reciente realizado por investigadores de la Universidad de California en San Diego encontró que la mayoría de las transacciones con bitcoins estaban siendo usadas para apuestas.
 
Incluso sin esos obstáculos legales, algunos críticos esperan que las monedas virtuales eventualmente lleguen a ser vistas como una burbuja especulativa sin fundamento.
 
“Realmente suena a siglo XXI, pero al final, ¿realmente quiere poner su dinero en juego en eso?”, dijo Brian Riley, quien cubre sistemas de pago para CEB TowerGroup.
 
Pese a los interrogantes, el concepto de las monedas digitales ha ganado un creciente número de defensores. En el sector de la tecnología, muchos se han sentido atraídos hacia la más amplia posibilidad de que las monedas virtuales pudieran permitir que el dinero circulara por el mundo sin pasar por los bancos y las procesadoras de pagos, con todas las comisiones que imponen, sin mencionar las onerosas regulaciones gubernamentales.
 
Un grupo de competidores son las llamadas monedas centralizadas, que son operadas y supervisadas desde un solo núcleo. Estas funcionan como los puntos de lealtad distribuidos y supervisados por las aerolíneas o minoristas y pueden permitir que los reguladores vigilen de cerca las transacciones. Una de esas monedas, conocida como “ven”, está vinculada a una canasta de divisas mundiales que mantiene el precio estable.
 
Pero la mayoría de los emprendedores en línea desdeñan a las monedas centralizadas, diciendo que dan demasiado poder a las compañías que las operan.
 
En meses recientes, ha habido mucho más entusiasmo en la industria por las monedas descentralizadas, que existen independientemente de cualquier compañía. Esas plataformas tienen códigos computacionales que regularmente son de fuente abierta, o están disponibles para que los edite cualquier programador. Esta configuración es vista como un beneficio porque significa que ninguna autoridad central puede determinar cosas como comisiones, y quién puede tener o no acceso a la moneda.
 
Una de las monedas descentralizadas más populares es el litecoin, que fue fundado por un ex programador de Google y pretende mejorar algunas de las fallas en los bitcoins, como los tiempos de transacción un poco lentos.
 
Powell de Payward y muchos expertos de la industria dicen, sin embargo, que litecoin y los competidores son sólo versiones modificadas de los bitcoins.
 
Ripple está siendo pregonado en algunos círculos como una innovación más importante que sus competidores. Ripple tiene no sólo una moneda, sino también un sistema en el cual cualquier moneda, incluidos los bitcoins, pueden ser transferidos o comerciados; similar a una combinación entre Western Union y un mercado cambiario, sin las elevadas comisiones.
 
Una persona que use el sistema puede depositar cualquier tipo de dinero en una billetera de Ripple personal a través de un negocio que esté inscrito como portal de Ripple. Ese dinero puede luego ser transferido a la billetera de otro usuario de Ripple, sin pasar por un banco o un sistema de tarjeta de crédito.
 
La gente que trasfiera el mismo tipo de moneda, digamos dólares o libras esterlinas, a otra cuenta en el sistema Ripple no tendrá que usar su moneda, conocida como ripple o xrp (pronunciado letra por letra). Pero los ripples están destinados a ofrecer las conversiones más rápidas y más baratas de la moneda de una nación a otra o entre varios tipos de dinero digital.
 
La esperanza es que una vez que la gente comience a usar ripples conservará parte de su dinero en la moneda y eventualmente lo usará directamente para hacer compras.
 
Stefan Thomas, uno de los primeros programadores de Bitcoin y ahora el director de tecnología de Ripple Labs, dijo que se sintió atraído a la compañía porque mejoró los defectos en los bitcoins.
 
Por ejemplo, dijo, los usuarios de Ripple ponen dinero en el sistema a través de los llamados portales, que deberían permitir a los reguladores monitorear más fácilmente las transacciones. Ripple también eliminó el proceso de “extraer” bitcoins, que ha consumido enorme poder computacional.
 
“Uno sigue topándose con las mismas críticas”, dijo Thomas. “Ahora hay algo que ha solucionado todos estos problemas de manera fundamental”.
 
Como con los bitcoins, se pueden crear un número finito de ripples: 100 mil millones. Ripple Labs distribuirá 55 por ciento de ellos gratuitamente para alentar a la gente y a las compañías a usar el sistema. Los 7 mil 500 millones de dólares de ripples que han sido liberados hasta ahora tienen un valor de alrededor de 60 millones de dólares.
 
La compañía, con 25 empleados, está conservando 25 por ciento de la moneda para venderlo para financiar sus operaciones.
 
Esta configuración ha provocado críticas de algunos simpatizantes de los bitcoins, que piensa que da demasiado poder a la compañía de Larsen. Pero la compañía también permitirá respuestas más rápidas y más coordinadas a las crisis y a los reguladores.
 
Angela Angelovska Wilson, una abogada en Latham & Watkins que se especializa en sistemas de pago alternativos, dijo que el control más centralizado de Ripple le había permitido beneficiarse de parte de la mala prensa que rodeó a los bitcoins, mientras mantenía los beneficios de una moneda descentralizada.
 
“Obviamente, Bitcoin fue el pionero”, dijo Wilson. “Pero Ripple le está pisando los talones. Y además hay muchos otros por venir”.