Archivo

Bimbo y Pepsi, muy expuestas al impuesto a ‘chatarra’

07 febrero 2014 3:43 Última actualización 23 octubre 2013 5:46

[Ambas empresas lideran los segmentos de botanas, confitería y panadería en México. / Bloomberg] 


 
Miguel A. Pallares
 
 

Grupo Bimbo y Pepsico México son los corporativos cuyo portafolio de productos está más expuesto a resentir el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) de cinco por ciento a productos ‘chatarra’ contemplados en la reforma hacendaria, de acuerdo con analistas consultados.
 

“Definitivamente Bimbo y Pepsico son las más expuestas en el tema del IEPS contra comida chatarra por su portafolio de productos. Respecto al impacto esperamos que haya una desaceleración en las ventas de comida chatarra, aunque no será tan notable como en el impuesto a las bebidas carbonatadas”, dijo Beatriz Torres, analista de Euromonitor International.
 

La semana pasada, el pleno de la Cámara de Diputados aprobó el impuesto a productos con una densidad calórica de 275 calorías o más por cada 100 gramos de categorías como botanas, helados, paletas, confitería, dulces y otros productos. También aprobó el impuesto de un peso por litro a los refrescos y la propuesta ahora está en el Senado de la República.
 

En México, Bimbo está conformado por marcas como Marinela, Tía Rosa, Wonder, Lara, además de que integra a Organización Barcel, empresa que ocupa la segunda posición en el mercado de botanas con 17 por ciento de penetración con marcas como Takis, Chip’s y Big Mix; y cuenta con las marcas Ricolino y Dulces Vero.
 

“El impuesto de 5 por ciento es bajo y no afectará mucho en las presentaciones pequeñas de productos. Es probable que la desaceleración se observe en las presentaciones grandes que tendrán un incremento mayor en precios”, comentó Torres.
 

Para Gustavo Terán, analista de Actinver, “el impacto del impuesto se diluye en los resultados consolidados de Bimbo porque no toda la empresa está expuesta; sin embargo, su operación en México sí podría resentirlo, pues esta le aporta el 50 por ciento de sus ventas”.
 

Sobre el caso de Pepsico, Terán explicó que se tendrá un impacto doble con el impuesto a botanas y refrescos, el cual se reflejará en el caso de botanas en sus resultados consolidados en Estados Unidos y para el área refrescos impactaría a Cultiba, su embotellador en el país.
 

“Coincido en que esas dos empresas serán las más afectadas y seguro trasladarán al consumidor el impuesto, lo mismo pasó con el cigarro que tiene también IEPS y el cliente final es el que paga el impuesto”, comentó Francisco Guzmán, analista de Interacciones.
 

En el segmento de botanas saladas Pepsico controla casi 70 por ciento del mercado en México con su marca Sabritas. Le sigue Barcel, de Grupo Bimbo, y Bokados, de Arca-Continental, la segunda mayor embotelladora de Coca-Cola en México, que también se verá afectada por el impuesto de un peso por litro al refresco. Asimismo, Femsa, que controla la mayor embotelladora de Coca-Cola en México, tiene presencia en este mercado con marca Bitz, aunque todavía es muy reducida. Su impacto igual será por partida doble.