Archivo

Bernanke deja a sucesor sin mapa

07 febrero 2014 3:47 Última actualización 21 septiembre 2013 9:7

[Ben S. Bernanke, presidente de la Reserva Federal de los Estados Unidos/Bloomberg] 


Bloomberg
 
Ben S. Bernanke reforzó su imagen de presidente de la Reserva Federal de los Estados Unidos más activo de la historia al hacer algo inesperado: nada.
 
El Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC, por la sigla en inglés), que fija las políticas, se abstuvo ayer de reducir el ritmo de sus compras mensuales de valores de 85 mil millones de dólares, lo que provocó un alza récord de las acciones y desencadenó el mayor aumento de los bonos del Tesoro desde 2011 conforme los inversores se reacomodaban. Bernanke dijo que la Fed debe determinar sus políticas sobre la base de “lo que es necesario para la economía” por más que sorprenda a los mercados.
 
La decisión de abstenerse de reducir las compras de bonos subrayó la disposición de Bernanke a hacer lo necesario para disminuir el desempleo y desmintió las estimaciones de un endurecimiento de la política, según Lou Crandall, economista jefe de Wrightson ICAP LLC en Jersey City, Nueva Jersey. Bernanke dijo que le preocupaba que las tasas de interés del mercado, impulsadas por su propia sugerencia de que reduciría la llamada flexibilización cuantitativa, pudieran obstaculizar el crecimiento.
 
“El mensaje que la Fed quiere transmitir es que sigue estando plenamente dispuesta a proporcionar todo el apoyo que sea necesario”, dijo Crandall.
 
“El objetivo de la Fed al sorprender al mercado fue consolidar la credibilidad” de sus estimaciones de tasas de interés al dar muestras de que su prioridad es impulsar el crecimiento, dijo.
 
Crandall había pronosticado que la Fed reduciría ayer las compras de bonos y dijo que ahora estima que el banco central lo hará en diciembre, si bien “dista de ser una decisión tomada”. Dijo que la Fed podría continuar con el programa hasta el tercer trimestre del año próximo, mientras que antes estimaba que lo haría hasta mediados de 2014.

La era de Bernanke

Bernanke, cuyo mandato termina el 31 de enero, ha mantenido las tasas de interés cerca de cero durante casi cinco años y llevó el balance de la Fed a un récord de 3.66 billones de dólares por medio de la compra de bonos del Tesoro y valores con garantía de hipotecas. En la conferencia de prensa de ayer y en sus políticas desde el comienzo de la crisis financiera, Bernanke se ha negado a renunciar al poder de la política monetaria y a la capacidad de la economía estadounidense de recuperarse de la peor recesión desde la Gran Depresión.
 
Bernanke dijo que le preocupa el impacto de los mayores rendimientos de los bonos en la economía y quiere “esperar un poco más y tratar de contar con pruebas” de que la economía presenta indicios de una mejora perdurable. Agregó que el impacto de “las políticas fiscales restrictivas” plantea riesgos.
 
En la medida en que “nuestra decisión de hoy sobre políticas haga un poco más llevadera la situación, es positiva”, dijo Bernanke. “Queremos asegurarnos de que la economía cuente con un nivel de apoyo adecuado”.