Archivo

BCE no ve necesidad de aplicar nuevo recorte a tasas

06 febrero 2014 6:58 Última actualización 28 diciembre 2013 11:0

   [Mario Draghi, dijo sin embargo, que no era "normal o saludable", que las tasas de interés reales, permanezcan en negativo. / Bloomberg] 


 
Reuters
 
Berlín.- El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, no ve una necesidad urgente de recortar nuevamente la principal tasa de interés de la zona euro y tampoco considera que existen señales de deflación, según una entrevista publicada este sábado por un semanario alemán.
 
Aunque la crisis de la zona euro todavía no ha sido superada, existen numerosos signos alentadores en la región, como la recuperación económica de algunas naciones del bloque, menores desequilibrios comerciales y la disminución de los déficits presupuestarios, afirmó.
 
"Eso es más de lo que habríamos esperado el año pasado", declaró al semanario alemán Spiegel.
 
Consultado sobre nuevos recortes de las tasas después de que el BCE redujo su principal tipo de refinanciamiento a un mínimo récord de 0.25 por ciento en noviembre, Draghi respondió: "Por el momento no vemos la necesidad de una acción urgente".
 
El funcionario italiano de 66 años que ha encabezado el BCE desde el 2011, dijo sin embargo que no era "normal o saludable", que las tasas de interés reales, el tipo aplicado a los ahorristas tras considerar la inflación, permanezcan en negativo.
 
"En algunas naciones son negativas, en otras positivas, incluso demasiado altas. Estamos muy conscientes de los riesgos que implica esta fragmentación", aseveró.
 
En noviembre, la inflación anualizada osciló en rangos de -2.9 por ciento en Grecia a 1.6 por ciento en Alemania, de acuerdo a datos de la Unión Europea.
 
Los riesgos de que se generen burbujas de activos como los de algunos mercados inmobiliarios europeos o la posibilidad de una caída de los precios son limitados, agregó.
 
"No estamos viendo deflación alguna en este momento (...) pero debemos cuidarnos de no tener una inflación estancada permanentemente bajo el 1 por ciento y así caer en la zona de peligro", destacó.
 
En Europa, los mercados esperan que la inflación avance hasta situarse bajo el 2 por ciento, cerca de la meta oficial establecida por el BCE, indicó Draghi.