Archivo

BCE no tomaría nuevas medidas ante mejora en datos de la zona euro

07 febrero 2014 5:52 Última actualización 30 julio 2013 12:20

[Bloomberg] 


Reuters

Francfort   - Las señales tentativas de que la recesión de la zona euro podría estar terminando le darán al Banco Central Europeo (BCE) espacio para postergar la aplicación de nuevas medidas de estímulo, cuando el organismo se reúna el jueves para discutir las tasas de interés.
 
Los últimos datos del índice de gerentes de compra (PMI) de la zona euro mostraron crecimiento, lo que quitó algo de presión sobre el BCE. La confianza económica tocó un máximo de 15 meses en julio, lo que se suma a las señales de que el bloque está saliendo de su recesión más larga desde el inicio de los registros, en 1995.
 
A diferencia de la Reserva Federal estadounidense, que probablemente en su reunión de política monetaria del martes y miércoles tendrá una animada discusión sobre el mejor modo de preparar a los mercados financieros para una reducción de sus compras de bonos, el BCE está lejos de tales debates.
 
En cambio, se prevé que el BCE mantendrá una orientación hecha el mes pasado y que las tasas se mantendrán en un 0.5% o bajo ese nivel por un "periodo prolongado".
 
En un sondeo de Reuters a 70 economistas, realizado antes de la publicación del PMI, 69 estimaron que el BCE mantendrá las tasas en la reunión del jueves.
 
"Es probable que el BCE se muestre paciente en la interpretación de la diferencia entre la mejora en el PMI y el aún débil suministro de dinero", dijo Mark Wall, economista del Deutsche Bank, en Londres.
 
El desempleo alcanzó una cifra récord y la inflación ha caído bajo el objetivo del BCE de menos del 2%.
 
En momentos en que la economía de la zona euro aún es frágil, el BCE está lejos de desacelerar su política monetaria ultraexpansiva. Si la recuperación no se materializa y las tasas de los mercados de dinero siguen subiendo, el recorte en las tasas que el banco central discutió en julio podría volver a surgir como una opción.
 
El Fondo Monetario Internacional (FMI) ya considera que se necesitan más medidas para apoyar a la economía de la zona euro. El FMI instó a realizar más recortes en las tasas y potencialmente realizar otra operación de refinanciamiento de largo plazo (LTRO, por sus siglas en inglés) o compras directas de activos.
 
Minutas
 
Es probable que en la conferencia de prensa del jueves, el presidente del BCE, Mario Draghi, sea presionado a definir los niveles que provocarían un cambio en la política monetaria, pero los analistas no esperan que revele mucho.
 
Cualquier lineamiento más formal de orientación a futuro será difícil para el BCE dada la naturaleza diversa de las 17 economías que conforman la zona euro.
 
Para reforzar sus orientaciones a futuro, el BCE también considera ser más abierto sobre el modo en el que toma sus decisiones de política monetaria.
 
Benoit Coeure y Joerg Asmussen, miembros de la junta ejecutiva del organismo, lanzaron esta semana una nueva ofensiva para que el banco central publique las minutas de sus reuniones de política monetaria y revele cómo vota cada miembro y por qué.
 
A diferencia de otros grandes bancos centrales, el BCE mantiene en privado las actas de sus reuniones de política monetaria, guardadas por hasta 30 años. Algunos miembros del banco temen que publicar las minutas pudiera permitir presiones desde los gobiernos.