Archivo

BBVA Bancomer, activo en colocaciones en 2013

07 febrero 2014 3:43 Última actualización 18 octubre 2013 5:54

 [Este año es histórico para la institución; esperan cuatro transacciones al iniciar 2014 / Bloomberg]


 
Leticia Hernández

BBVA Bancomer ha estado involucrado en siete de las once colocaciones accionarias de empresas este año ante la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), siendo la de Grupo Lala la más reciente.
 

El secreto de tanta participación, es la relación a largo plazo con sus clientes, señaló Adrián Otero, director general de Banca Corporativa y de Inversión, en entrevista con El Financiero.
 

“En BBVA Bancomer mantenemos una relación comercial intensa con nuestros clientes, desde temas básicos hasta el servicio de Fusiones y Adquisiciones o colocaciones accionarias, hacer que nos vean como un socio, tal como fue el caso con Grupo Lala, uno de nuestros principales clientes con una relación de negocios extensa”, explicó.
 

El ejecutivo comentó que en el resto de este año aún se esperar una o dos colocaciones más en el mercado accionario y para el 2014 se dibuja un panorama con una serie de emisiones en Bolsa.
 

“Para 2014 hay de inicio cuatro transacciones, una de gran calidad como la que acabamos de presentar con Grupo Lala; una Oferta Pública Inicial (OPI), de un nuevo jugador en la BMV y de otra empresa famosa, y un tramo adicional de una emisora que ya cotiza”, dijo.
 

El 2013 se registra como año histórico para la institución, entre las colocaciones de capital en las que ha participado como intermediario colocador se ubican las de IEnova, OHL, Inbursa, OMA, Fibra Danhos, Lala y la de Grupo Hotelero Santa Fé, que está en espera de mejores condiciones del mercado financiero.
 

Datos del grupo financiero revelan que en los doce meses terminados en septiembre, las operaciones de capital realizadas representaron un monto de mil 217.85 millones de dólares y las de deuda sumaron 6 mil 195.85 millones de dólares.
 

Comentó que los cambios estructurales que se gestan en el país, a través de la posible aprobación de las reformas en conjunto con variables macroeconómicas estables, un sistema financiero bien capitalizado, la competitividad en salarios del sector manufactura y el desarrollo del Plan Nacional de Infraestructura, “son factores que generan un sentido positivo en la percepción de México como destino de inversiones”.