Archivo

BATS, un fuerte competidor de Wall Street

01 febrero 2014 2:33 Última actualización 18 enero 2014 5:15

[BATS Global Market tiene su sede en Lenexa, Kansas. / NYT]


 
 
New York Times News Service
 
NUEVA YORK.- El rostro del mercado accionario mundial acostumbraba ser el edificio de proporciones clásicas en Wall Street.
 
En el futuro, bien pudiera ser un achaparrado edificio de oficinas suburbano en Lenexa, Kansas, en las afueras de Kansas City, donde BATS Global Market tiene su sede.
 
Aunque la Bolsa de Valores de Nueva York ha sido absorbida recientemente por InterContinental Exchange, una compañía que recibe la mayoría de sus ingresos de las operaciones con derivados, BATS, que fue fundada en 2005, ha estado duplicando sus operaciones con acciones simples y su expansión mundial.
 
Esa actividad constante le ha hecho acercarse discretamente a la cima de la lista de los operadores bursátiles más grandes del mundo en términos del valor de las acciones negociadas.
 
En los próximos meses, BATS se dispone a completar una fusión con otra compañía en ascenso, Direct Edge, en un acuerdo que le convertirá en lo que muy probablemente será la compañía bursátil más grande de Estados Unidos (al menos en algunos días de operaciones).
 
En Europa, BATS ya es la bolsa más grande después de un rápido ascenso, mayormente pasado por alto, que ahora le tiene albergando operaciones en casi todas las grandes economías del Continente. Mientras continúa colándose en esos mercados existentes, está buscando tener presencia en otras partes del planeta, incluidos Canadá y Japón.
 
Dondequiera que va, BATS pretende servir como evangelista del estilo estadounidense de operar, enfocándose en los bajos costos, la competencia y las operaciones de alta velocidad.
 
En el resto del mundo, bolsas más antiguas y algunas firmas operadoras establecidas han señalado a los recientes desplomes del mercado y problemas que han ocurrido en Estados Unidos como evidencia de los defectos del modelo estadounidense. Pero BATS está ganándose a suficientes operadores y bancos para mantener en marcha su expansión.
 
Paul Squires, el jefe de operaciones en AXA Investment Management en Londres, dijo que inicialmente fue escéptico de BATS y los cambios que trajo a Europa, incluyendo la apertura que ofreció al muy difamado sector de las operaciones de alta velocidad.
 
Con el tiempo, sin embargo, Squires dijo que la compañía había respondido más a sus dudas e inquietudes que las bolsas antiguas. También había descubierto que BATS estaba a la mitad o menos del costo de las grandes bolsas.
 
“Hemos superado ese juicio inicial sicológico”, dijo Squires. “Ahora no me molesta para nada que se dé una americanización de nuestros mercados”.
 
BATS ha estado aprovechando las condiciones difíciles que prevalecen en el mundo accionario, donde los volúmenes de operaciones diarios han estado declinando durante mucho tiempo, junto con las comisiones que las bolsas pueden cobrar. Eso ha hecho que sea una situación difícil para las compañías históricas con personal e infraestructura forjados durante la era anterior.
 
BATS tiene un personal relativamente pequeño de unas 170 personas y una tecnología básica que puede ser exportada a cualquier parte. Ha tenido éxito con esta fórmula pese al momento más embarazoso de la compañía, cuando tuvo que cancelar su propia oferta pública inicial en 2012 porque su software se volvió loco.
 
La más reciente gran campaña de la compañía fue en España, uno de los últimos países europeos en abrir sus puertas a las plataformas de operación alternativas. En el último año, BATS Chi-X, como se le conoce en Europa, ha pasado de alrededor de 4 por ciento de todas las operaciones en España, a casi 20 por ciento en algunos momentos en diciembre.
 
Ahí es donde se ubica para todo el Continente en general, en el valor de las acciones negociadas. El siguiente gran operador bursátil en Europa es la Bolsa de Valores de Londres, que también posee a la principal bolsa italiana y tuvo una participación de mercado un punto porcentual más baja que BATS Chi-X en los últimos meses.
 
En Estados Unidos, BATS y Direct Edge juntos realizaron alrededor de 20 por ciento de todas las operaciones en el último mes, comparado con la Bolsa de Valores de Nueva York, que tuvo un poco menos de 22 por ciento en sus tres mercados.
 
BATS comenzó en España, como en la mayoría de los demás lugares, incorporando a los grandes bancos mundiales que querían una forma más barata y más continua de negociar acciones a través de las fronteras nacionales. Citigroup, Bank of Ameica y Credit Suisse están entre los bancos que tienen participaciones accionarias de propiedad en el BATS de propiedad privada.
 
Ahora, sin embargo, la bolsa está presionando duro para atraer a corredores bursátiles locales. El director ejecutivo de la operación europea de BATS, Mark Hemsley, fue anfitrión recientemente de un evento en un club privado de Madrid al cual fueron invitados todos los miembros de la bolsa española.
 
Uno de los primeros agentes bursátiles españoles en buscar pertenecer a BATS fue Javier Domínguez, el socio administrativo de Auriga Global Investors. Dijo que se sintió atraído hacia la nueva bolsa debido a su tecnología confiable y sus bajos precios.
 
“Tienen una fuerza enorme y pueden lograrlo”, dijo Domínguez.
 
Pero Domímguez es el corredor local raro que no se muestra escéptico. Jesús Sánchez-Quiñones, el director administrativo de la correduría Renta 4, dijo que las personas principales que apoyaban el éxito de BATS eran los bancos de Wall Street.
 
Nadie ha combatido al recién llegado más duramente que la bolsa nacional en Madrid, Bolsas y Mercados Españoles, y su presidente, Antonio Zoido Martínez. Dijo que temía ver que Europa se acercara al paradigma bursátil en Estados Unidos, donde 13 bolsas y docenas de grupos oscuros permiten a los bancos operar sin revelar su mano.
 
Zoido reconoce que BATS ofrece operaciones más baratas, pero argumenta que BATS no es partícipe de las funciones sociales más básicas desempeñadas por las bolsas.
 
BATS no enlista nuevas acciones, por ejemplo, lo cual es lo que permite a las compañías recaudar dinero de los inversionistas. BATS también tiende a suspender operaciones cuando las principales bolsas nacionales cierran, lo que sugiere que BATS depende de las bolsas nacionales para determinar el precio correcto de las acciones.
 
“Si avanza a otro grado entonces es peligroso para la sociedad, y para las cosas que las bolsas hacen en la sociedad y que justifican su existencia”, dijo Zoido.
 
Hemsley responde a esas acusaciones, y dice que las limitaciones de BATS son principalmente resultado de las barreras erigidas por las bolsas existentes. La compañía ha comenzado recientemente, por primera vez, a enlistar fondos operador bursátilmente en Londres, un primer paso hacia enlistar acciones.
 
Hemsley dijo que la expansión de su compañía en Europa había dado a los operadores opciones y había hecho más barato para casi cualquiera negociar en el continente.
 
Las bolsas existentes en Europa eran “monopolios que estaban dispuestos a trabajar juntos no entrometiéndose en el terreno del otro”, dijo Hemsley. “Nosotros nos metimos en el terreno de todos”.