Archivo

Basilio González: el hombre de los salarios mínimos

06 febrero 2014 7:6 Última actualización 29 noviembre 2013 5:39

 [El presidente de la Conasami suma cinco reelecciones al frente del organismo / Édgar López / El Financiero]


 
Zenyazen Flores
 

La primera negociación de los salarios mínimos del sexenio del presidente Enrique Peña Nieto será encabezada por Basilio González Núñez, quien es presidente de la Comisión Nacional de Salarios Mínimos (Conasami) desde 1991, año en que gobernaba Carlos Salinas de Gortari, por lo que con sus 22 años en el cargo se convierte en el presidente más veterano que ha tenido ese organismo.
 

El presidente de la Conasami, quien ayer cumplió 70 años de edad y dio el banderazo para iniciar la revisión del salario mínimo que estará vigente en 2014, suma cinco reelecciones y en 2011 tanto patrones como sindicatos avalaron que permaneciera en ese cargo para el periodo 2011-2015.
 

González Núñez se convierte en el presidente más veterano de la Comisión si se considera que el organismo fue creado en 1962 y desde entonces ha sido encabezada por seis presidentes, es decir, de los 51 años de vida que tiene la Comisión, casi la mitad de ellos los ha transitado González Núñez.
 

Desde la Conasami le han tocado momentos importantes que han influido en la fijación del aumento al salario mínimo, como la aplicación de los pactos económicos, que surgieron en el sexenio de Miguel de la Madrid y continuaron con Carlos Salinas, para lograr la estabilidad económica, en un entorno en el que la inflación se disparó a más de 100 por ciento.
 

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) en México y el Observatorio del Salario de la Universidad Iberoamericana, campus Puebla, coinciden en que durante los últimos 20 años, periodo que coincide con la gestión de González Núñez, el salario mínimo es un tema pendiente con los trabajadores, ya que en ese lapso se ha mantenido estancado.
 

Por ello, el observatorio que dirige Miguel Reyes, y sindicatos independientes agrupados en la Unión Nacional de Trabajadores (UNT), aseguran que la Conasami debe desaparecer toda vez que no ha sido un factor que coadyuve a la mejora de los salarios y del poder adquisitivo de los trabajadores.
 

Francisco Hernández Juárez y Agustín Rodríguez, presidentes colegiados de la UNT, demandan la creación de un instituto del salario, a fin de obtener aumentos salariales “más cercanos a la realidad de los trabajadores, además de que el salario mínimo debe ir acompañado de programas de recuperación salarial”.
 

Reyes consideró que la Conasami junto con su presidente actual, no han sido factores que incidan en la mejora del salario, pues casi siempre se busca fijar los salarios “por unanimidad y con estudios que cada año son iguales y no presentan el panorama real del progreso del salario”.
 

La Conasami recibió este 2013 un presupuesto de 38 millones 581 mil 489 pesos, de los cuales, 99 por ciento (38 millones 341 mil 166 pesos) son gasto corriente.

Instalan comisión
Luego de que ayer la Conasami acordó instalarse en sesión permanente a partir del 1 de diciembre para fijar el salario mínimo que estará vigente en 2014, representantes patronales y sindicales señalaron que este año quedarán fuera de la mesa de negociación los temas de la desvinculación del salario de diversas leyes y la unificación de las áreas geográficas A y B.


Tomás H. Natividad, presidente de la Comisión Laboral de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) y representante patronal, señaló que en este momento no hay las condiciones económicas para avalar dichas propuestas, “(la desvinculación del salario) es muy difícil que lo hagamos, no es algo que se pueda arreglar por decreto, necesitamos analizar qué consecuencias tendrá”.
 

Mientras que la unificación de las áreas geográficas A y B presenta “el problema de que tendríamos que darle menos incremento al área A y a la B la estaríamos incrementando mucho, le pegaríamos al empleo y al salario”.
 

José Luis Carazo, secretario del Trabajo de la Confederación de Trabajadores de México y representante del sector obrero, comentó que la demanda de los trabajadores para desligar el salario de diversas prerrogativas lleva 4 años, “nosotros tenemos claro que mientras no se desvincule no vamos a tener un salario remunerador”.
 

El alza a los salarios mínimos de las dos áreas geográficas para 2013 fue de 3.9 por ciento, por lo que en el área geográfica “A” el salario es de 64.76 pesos diarios y en el área geográfica “B” es de 61.38 pesos.