Archivo

Banca, acostumbrada a cambios regulatorios

12 febrero 2014 4:51 Última actualización 25 abril 2013 7:56

 [Javier Arrigunaga. Foto: Arturo Monroy/Archivo] EL FINANCIERO platicó con Javier Arrigunaga, de Grupo Financiero Banamex y presidente de la ABM.  


 

 
Jeanette Leyva Reus
 
 
El sector bancario del país está acostumbrado a los cambios al marco jurídico, ya que prácticamente cada año son modificadas las leyes bajo las cuales opera, indicó Javier Arrigunaga, director general de Grupo Financiero Banamex, quien asume este viernes la presidencia de la Asociación de Bancos de México (ABM).
 
Explicó que la reforma financiera que se presentará, enmarcada en el Pacto por México, busca modificar la forma en que operan las instituciones bancarias para incrementar el otorgamiento del crédito y reducir las tasas de interés. Es parte de los cambios a los que el sector se enfrenta regularmente.
 
En entrevista con EL FINANCIERO, en el marco de la 76 Convención Bancaria que arranca este jueves 25 de abril, consideró que la regulación de los bancos ha sido materia de una revisión muy profunda no sólo en el país, sino también en todo el mundo.
 
"Hay ajustes que se tienen que adecuar y adoptar en México, pero si revisamos lo que pasa en los últimos años, somos un sector que prácticamente enfrenta modificaciones importantes cada año y en cada periodo legislativo."
 
Los cambios han sido en materia de transparencia, de protección a los usuarios de servicios financieros, de mayores requerimientos de capital y reservas preventivas; de resoluciones bancarias y creación de corresponsales bancarios, entre otros, apuntó.
 
Por ello, afirmó que los bancos han experimentado una transformación continúa del marco jurídico, y las reformas financieras formarán parte de estos cambios.
 
Arrigunaga indicó que con la reforma se busca que la banca sea un sector que preste más y más barato, y para ello se propone modificar el régimen de garantías, lo cual es algo que va en línea con trabajos que se han hecho desde hace tiempo.
 
Consideró que debe fortalecerse el Estado de derecho, y esto se puede alcanzar si se exige el cumplimiento de los contratos de manera judicial.
 
"Esto es algo en lo que la ABM ha venido trabajando con las autoridades y los gobiernos de los estados desde 1997, cuando se hizo el primer estudio de ejecución de los contratos en los estados", detalló.
 
Sin embargo, aseguró que para que el financiamiento registre un mayor ritmo de crecimiento es necesario que la economía mexicana tenga también un mejor desempeño.
 
El directivo dijo que en la reforma financiera la banca de desarrollo desempeñará también un papel importante en los cambios, ya que trabajará de la mano con la banca comercial para el otorgamiento de garantías a las pequeñas y medianas empresas.
 
Ejemplificó que el mecanismo de subastas, anunciado recientemente por Nacional Financiera, es un buen elemento para incrementar la competencia y reducir las tasas.
 
"Ése es un buen ejemplo de complementariedad que se puede dar entre la banca comercial y la de desarrollo, y es en esa línea en la que anticipamos que continúen las reformas."
 
Arranque sexenal
 
Arrigunaga señaló que la fortaleza de las instituciones bancarias es uno de los principales activos con los que cuenta el país.
 
"Se ve como un pilar que se tenga una banca estable y sólida, y es un activo del país porque se puede continuar con el crecimiento económico."
 
Asimismo, prevé que el sector bancario continuará avanzando en la parte de fortaleza y normas prudenciales, con la adopción de Basilea III y la migración de la banca hacia modelos de pérdidas esperadas, más que de pérdidas observadas.
 
Anticipó que en este sexenio también se trabajará en la adopción del capítulo de liquidez de Basilea III, ya que es parte de la agenda internacional de regulación, al igual que la adopción de liquidaciones y quiebras bancarias.
 
Información proporcionada por El Financiero Diario.