Archivo

Banamex Citi modifica su expectativa para economía global en 2013

07 febrero 2014 5:51 Última actualización 22 agosto 2013 15:23

[El banco revisa su pronóstico económico global/Bloomberg] 


Notimex
 
Ante una mayor desaceleración de los mercados emergentes, Banamex Citi revisó nuevamente su pronóstico económico global y lo ubicó en 2.4%, luego de que había previsto 2.5% para el cierre de 2013.

Para 2014, la Coordinación de Estudios Económicos y Sociales del grupo financiero movió de 3.1 a 3.2% su estimado de crecimiento económico global, ante cierta mejoría que se observa en varios países europeos.

En paralelo, también destacan cuatro factores que definirán el panorama económico en los siguientes meses: uno, la modulación de la compra de activos de la Reserva Federal.

Explica que el escenario central considera que las compras de activos se reducirán a partir de septiembre a 60 mil millones desde 85 mil millones de dólares en la actualidad, y que el programa terminará a mediados de 2014.

También anticipa que con el anuncio del cambio en el ritmo de compra de activos, la Reserva Federal introduzca otras modificaciones que puedan sorprender al mercado e introduzcan mayor volatilidad.

En Japón, agrega, continúa la indefinición sobre el incremento al impuesto al consumo, por lo que se espera que en los siguientes dos meses la administración del Primer Ministro Abe se pronuncie al respecto, aunque considera que un aumento del mismo podría detener la recuperación de esta economía.

Otro factor que influirá son las vulnerabilidades en economías emergentes, donde los ajustes de pronóstico más significativos fueron para Taiwán, India, Indonesia, Brasil y México.

Señala que hay temas comunes que les afectan, como la debilidad de sus exportaciones a países desarrollados, su vulnerabilidad a la desaceleración de China, la depreciación del yen y el deterioro de la situación financiera del sector privado en algunos de esos mercados,

Comenta que los problemas fiscales continuarán sin resolverse en la Zona Euro, aunque modifica el pronóstico para la economía de dicha región al alza y cambia la expectativa de política monetaria al descartar un recorte a la tasa de interés.

Sin embargo, señala, las amenazas permanecen: la deuda de Grecia puede necesitar una nueva reestructuración; Portugal podría requerir un segundo paquete de apoyo financiero; se ven riesgos latentes en Irlanda, España e Italia, con posible contagio hacia otros países dentro y fuera de la Zona Euro.

Bajo un panorama de crecimiento global modesto con grandes riesgos, considera que Estados Unidos y la Zona Euro continuarán recuperándose de manera, mientras que China se desacelerará aún más, y las políticas monetarias acomodaticias permanecerán por un largo periodo acompañadas de un alza gradual en el rendimiento de bonos globales.

También espera políticas monetarias más acomodaticias en algunas economías emergentes (por ejemplo, Hungría, India y Rusia), mientras que otras se verán obligadas a usar políticas restrictivas a pesar de su débil crecimiento (Brasil, Filipinas e Indonesia).