Archivo

Bajas tasas de interés no favorecen a consumidores

12 febrero 2014 4:47 Última actualización 10 abril 2013 8:21

 [Bloomberg] Disminuyen réditos que pagan los bancos por los depósitos. 


 
Eduardo Jardón / Clara Zepeda
 
Los hogares en México no se han beneficiado de los niveles mínimos históricos que registran las tasas de interés de referencia.
 
El costo del financiamiento bancario en los créditos al consumo se ha elevado desde que estalló la crisis financiera global a la fecha, mientras que en los préstamos para la adquisición de vivienda no han registrado grandes cambios.
 
La tasa líder de Cetes bajó ayer a un nivel sin precedente de 3.81%. Las emisiones a 91 y 175 días descendieron a 3.92 y 4.01%, que igualmente son mínimos históricos.
 
Los Cetes registraron recortes en sus tasas de rendimiento, a pesar de que la inflación en marzo se ubicó por encima del consenso en el mercado.
 
Invex destacó que "el mercado continúa marcando nuevos mínimos históricos y para algunos inversionistas locales, este nivel de tasas no compensa el riesgo implícito de tomar duración a cambio del rendimiento potencial, el cual luce limitado".
 
En semanas anteriores, la autoridad monetaria recortó a 4% la tasa de interés de fondeo, que también se encuentra en niveles mínimos.
 
También ocurrió lo mismo recientemente con la Tasa de Interés Interbancaria de Equilibrio (TIIE), que representa el costo al que se prestan los bancos entre sí, y se utiliza como referencia en las tasas de interés de los créditos.
 
Desde 2009 esas tasas iniciaron una trayectoria a la baja, resultado de una serie de recortes que instrumentó la autoridad monetaria sobre la tasa de interés objetivo para mitigar los efectos de la crisis global sobre la actividad económica.
 
Así, la TIIE a 28 días cerró 2008 en 8.69% y ayer se ubicó en 4.34%. En el mismo lapso, la tasa en los Cetes a 28 días bajó de 7.97 a 3.81 %. Prácticamente se redujeron a la mitad.
 
Altas ganancias
 
Sin embargo, con base en cifras de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, la tasa de interés promedio en los créditos al consumo pasó de 27.3 a 34.9 % en ese periodo.
 
El nivel elevado se explica básicamente por los créditos personales y de nómina, que tienen en promedio una tasa de interés de 38.5%, y muestra una trayectoria ascendente desde que existen registros disponibles, a partir de mayo de 2009.
 
Por el contrario, las tasas en tarjetas de crédito disminuyeron en el mismo lapso y se encuentran en 27.2%, en promedio. En el caso de los créditos hipotecarios, la tasa pasó de 12.8 a 12.1%, según los registros del Banco de México.
 
Sí se observa un descenso en el costo de los créditos comerciales; en el financiamiento a empresas la tasa bajó de 9.9 de finales de 2012 a 7.6% en febrero de este año, y en la cartera a entidades gubernamentales pasó de 9.9 a 6.1%.
 
También han disminuido las tasas pasivas, y medidas con el costo de captación, que representa la tasa de interés que pagan los bancos por los depósitos, disminuyeron de 7.2 a 4.1%.
 
Las tasas elevadas en los créditos al consumo le han permitido a las instituciones bancarias un alto margen de intermediación, que se ha reflejado en grandes ganancias en los últimos años.
 
En febrero de este año las instituciones obtuvieron 25,288 millones de pesos por el cobro de intereses en su cartera crediticia vigente total, y su principal fuente de ingresos provino de los préstamos al consumo, con 11,481 millones.
 
Por los créditos a empresas, las instituciones obtuvieron 6, 891 millones, pese a que el saldo de su cartera es casi 3 veces mayor que la del consumo.
 
Con ifnormación de El Financiero Diario.