Archivo

Avanza el uso seguro de transferencias: Banxico

06 febrero 2014 6:50 Última actualización 20 noviembre 2013 8:9

[Las transferencias electrónicas están sustituyendo a los cheques, afirma el Banxico. / Bloomberg] 


 

Marcela Ojeda
 
 
 
Las transferencias electrónicas son un sistema de pago cada vez más empleado y al mismo tiempo uno de los más seguros en la actualidad.
 
 
Con más de 252.6 millones de operaciones al trimestre en el país, son 8 veces más seguras que los cheques, los cuales están en creciente desuso, tanto por la mayor transferencia tecnológica como por la falsificación de que han sido objeto.
 
 
Miguel Ángel Díaz, director de Sistemas de Pagos del Banco de México (Banxico), explicó en entrevista con EL FINANCIERO que la probabilidad de que las personas sean víctimas de fraude por usar transferencias electrónicas es menor que la de utilizar cheques.
 
 
Expuso que por cada 10 millones de transferencias, se registraron 7 fraudes; mientras que por cada 10 millones de cheques procesados hubo alrededor de 60 fraudes, de acuerdo con datos a 2012.
 
 
En los últimos años, el uso de los cheques ha sido desplazado por las transferencias electrónicas y los pagos con tarjetas en Terminales Punto de Venta (TPV).
 
 
Díaz refirió que la tendencia del uso de cheques en México se ha reducido significativamente, dado que el número de estos instrumentos procesados pasó de 560 a 370 millones entre 2005 y 2012; una disminución anual promedio de alrededor de 7 por ciento.
 
 
En 2005, los cheques eran el instrumento de pago, distinto al efectivo, más usado entre la población, con 41 por ciento del total de pagos, mientras que del 2007 a la fecha el cheque ha sido superado por las transferencias electrónicas y por los pagos con tarjeta.
 
 
En 2012, del total de pagos distintos al efectivo, los cheques representaron únicamente el 12 por ciento, mientras que los pagos electrónicos; es decir, con tarjetas, transferencias y domiciliaciones, representaron cerca de 88 por ciento.
 
 
"Las transferencias electrónicas, pasaron de 350 millones en 2005 a poco más de 1 mil millones en 2012, lo cual representa una tasa de crecimiento de alrededor de 11 por ciento anual", señaló Díaz.
 
 
Por su parte, los pagos con tarjeta fueron poco más de 400 millones en 2005 y en 2012 ascendieron a cerca de 1 mil 500 millones; un crecimiento anual promedio mayor a 20 por ciento.
 
 
 
Para evitar el fraude
 
 
De los 60 millones de cheques al portador que en promedio se emiten anualmente en México, alrededor de mil se asociaron con eventos de fraude en un semestre.
 
 
De éstos, 84 por ciento (840 cheques) correspondieron a falsificaciones por montos de entre 5 mil pesos y 20 mil pesos, que implicarían hasta 20 millones de pesos.
 
 
De ahí que a partir del próximo 2 de enero la cantidad máxima que se pagará en cada cheque al portador se reducirá de 20 mil pesos, el cual ya se había restringido en el año 2009, a cinco mil pesos, indicó Díaz.
 
 
El funcionario de Banxico explicó que esta medida tiene tres objetivos, siendo el principal reducir la probabilidad de fraudes contra los cuentahabientes.
 
 
La medida también busca transparentar el flujo de los recursos dentro del sistema financiero y propiciar, a través de costos diferenciados, el uso de transferencias electrónicas; pagos con tarjetas de crédito y débito; transferencias vía el Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios (SPEI) y las domiciliaciones, ahondó Díaz.