Archivo

Automotrices anticipan mayor uso de vehículos eléctricos en China

06 febrero 2014 7:13 Última actualización 24 noviembre 2013 9:36

  [Volkswagen dijo que sus marcas planeaban lanzar más de 15 autos casi totalmente eléctricos para el 2018. /  Bloomberg] 


 
Reuters
 
Guangzhou/Pekín,. Las automotrices alemanas Volkswagen AG, BMW y Daimler anticipan un mayor uso en China de los vehículos eléctricos, animadas por los planes gubernamentales y generosos subsidios estatales, aunque sus apuestas por las energías renovables las está enfrentando con algunos rivales asiáticos.
 
Mientras las firmas europeas promovían el uso de vehículos completamente eléctricos en una feria automotriz esta semana en la ciudad china de Guangzhou, Toyota Motor y Honda Motor presentaban autos de pila de combustible de hidrógeno en eventos efectuados en Tokio y Los Angeles.
 
Las automotrices japonesas planean comenzar a vender sus vehículos de hidrógeno en el 2015, bajo el argumento de que la tecnología eléctrica sólo es buena para pequeños automóviles urbanos.
 
Uno de los más ambiciosos en su apuesta por el uso del automóvil eléctrico en China, el principal mercado automotriz a nivel mundial, es Volkswagen.
 
En la víspera de la feria realizada en Guangzhou, Volkswagen dijo que sus marcas, entre ellas Audi, planeaban lanzar más de 15 autos casi totalmente eléctricos para el 2018, muchos de los cuales serán producidos localmente.
 
"Pronosticamos altos volúmenes en esta área", dijo a periodistas esta semana Jochem Heizmann, jefe de Volkswagen Group China.
 
BMW y su socio local Brilliance Auto dieron a conocer en Guangzhou un automóvil a batería totalmente eléctrica desarrollado de forma conjunta.
 
Daimler, en tanto, dijo que también está en camino de lanzar un vehículo totalmente eléctrico el próximo año sólo para China bajo una marca llamada Denza, que es operada por la compañía alemana junto al fabricante de baterías y autos BYD Co.
 
La irrupción de los autos totalmente eléctricos se produce en momentos en que Pekín pone en marcha un programa para sacar cinco millones de vehículos que funcionen con nuevas energías a las calles para el 2020.
 
El gigante asiático amplió este año la definición de autos que funcionen con nuevas energías para incluir todos los vehículos de pila de combustible de hidrógeno.
 
No obstante, ambos conceptos han dividido a la industria.
 
Los autos de pila de combustible pueden ser usados durante cinco veces más tiempo que los eléctricos, aunque tienen un precio más alto.
 
Sin embargo, a diferencia de los vehículos eléctricos que pueden ser recargados desde las casas, los autos de pila de combustible deben hacerlo en estaciones de servicio.
 
Poner en marcha una estación de hidrógeno cuesta alrededor de seis millones de dólares.
 
Llamado a la flexiblización
 
Algunos expertos y miembros de la industria creen que China está demasiado centrado en los autos totalmente eléctricos o conectables.
 
"A diferencia de China, algunos países han adoptado un enfoque más flexible, en lugar de allanar un camino para una solución demasiado anticipada", dijo Yale Zhang, jefe de la consultora Automotive Foresight, con sede en Shanghái.
 
Toyota, en particular, cree que la tecnología de los autos exclusivamente eléctricos sólo sirve para proporcionar energía a pequeños vehículos urbanos y que no es lo suficientemente potente para los más grandes.
 
En la feria automotriz realiza en Tokio esta semana, Toyota reveló un concepto de automóvil sedán de pila de combustible con dos tanques de hidrógeno, el cual es capaz de cubrir distancias de 500 kilómetros.
 
El vehículo, dijo la compañía, será comercializado con un valor de entre 5 y 10 millones de yenes (entre 50,000 y 100,000 dólares) cuando salga al mercado en el 2015.
 
Honda también presentó un vehículo de pila de combustible para cinco personas en una feria automotriz realizada esta semana en Los Angeles. Sin embargo, el presidente ejecutivo de su división en Estados Unidos, Tetsuo Iwamura, admitió que la respuesta de los consumidores podría ser lenta debido a la precariedad de las infraestructuras.
 
En las congestionadas ciudades chinas se ven muy pocas estaciones de abastecimiento de combustible basado en la electricidad y en el hidrógeno.
 
Volkswagen asegura que la infraestructura no alcanza y cree que la tecnología híbrida conectable es la solución.
 
Los automóviles conectables vienen equipados con un pequeño motor a gasolina que puede usarse cuando el vehículo se queda sin electricidad.