Archivo

Asegurar más personas en el país, el gran reto: Gil Antón

12 febrero 2014 4:32 Última actualización 06 mayo 2013 10:44

 [Cuartoscuro]  EL FINANCIERO platicó con Juan Ignacio Gil Antón, director de Seguros Corporativos de GNP Seguros. 


 

 
Jeanette Leyva Reus
 
Un crecimiento económico mayor, una mejor distribución del ingreso e incrementar la cultura del seguro entre la población mexicana, son elementos indispensables para que la penetración del seguro en México crezca.
 
El director de Seguros Corporativos de GNP Seguros, Juan Ignacio Gil Antón, afirmó que actualmente la industria es solvente, financieramente sana y crece más que la economía.
 
En 2012, mientras que la economía mexicana registró una expansión de 3.9%, la industria aseguradora creció 7.1% real.
 
"Somos, después de las Afore, el siguiente nivel de ahorro institucional, y se tienen las ganas de crecer y aumentar la participación en el PIB, que ha aumentado poco a poco."
 
En entrevista con EL FINANCIERO, previo a la 23 Convención Aseguradores de México, que inicia mañana, el también expresidente de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS) consideró que el reto es que más personas estén aseguradas en el país.
 
Sin embargo, esto depende de las condiciones de la economía mexicana, pues si una persona tiene un mayor nivel de ingresos, puede destinar una parte de ellos a contratar un seguro.
 
Para que el sector crezca, se trabaja con precisión en el diseño regulatorio que complementa la nueva Ley de Instituciones de Seguros y Fianzas, que si bien ya fue publicada, será hasta dentro de dos años cuando entre en vigor al 100 por ciento.
 
"Se busca que la regulación ayude y no impida el crecimiento de la industria, debe fomentar su expansión."
 
Afirmó que este nuevo marco legal basado en Solvencia II, hoy no significa un obstáculo para que el sector crezca, pues será hasta dentro de dos años cuando se conozcan los impactos reales.
 
"Esta ley ayudará a que haya más información en el mercado que permitirá que los asegurados tomen mejores decisiones y eso ayudará mucho; pero también hay una medición más precisa de los riesgos, porque cada compañía podrá tener modelos propios y con eso esperamos que el requerimiento de capital esté más cercano a las necesidades y riesgos de cada cartera."
 
Lo anterior permitirá que los requerimientos de capital de la industria sean menores, por lo que no prevé que se incrementen las peticiones de mayores recursos.
 
Coberturas obligatorias
 
Respecto de los análisis realizados por calificadoras, en el sentido de que esta nueva ley significará una recomposición del sector, al darse fusiones y adquisiciones, estimó que es difícil anticiparlo, ya que Solvencia II no ha sido aplicada por ningún país hasta ahora.
 
Aunque el hecho de que en México se tenga ya esta ley de forma oficial puede significar ventajas competitivas, pues el sector puede tener una medición precisa de los riesgos de las carteras y atraer con ello más capitales a la industria, al reducirse el riesgo de insolvencia.
 
Acerca de los cambios recientemente aprobados en el Congreso para que se contraten seguros obligatorios en las carreteras federales del país, Gil Antón apuntó que es un paso importante.
 
"Indudablemente, la industria lo ve como una oportunidad, porque es un avance muy importante el que se consideren seguros obligatorios y no poder vender más, sino que tiene la gran ventaja de que a quien protege es a las víctimas, es un avance social."
 
En su opinión, si bien hoy existe la obligatoriedad de la ley, el mejor futuro sería que la gente estuviera convencida de la contratación de un seguro y sus ventajas.
 
Con información de El Financiero Diario.