Archivo

Aplican 550 cambios a la reforma financiera

07 febrero 2014 3:44 Última actualización 11 septiembre 2013 5:52

[Diputados firman tres documentos de compromisos adicionales / Cuartoscuro]



Jeanette Leyva/Víctor Chávez

 
A cuatro meses de que recibió la iniciativa presidencial y tras un largo debate que derivó en más de 550 modificaciones incluidas hasta en tres documentos de adéndum, el pleno de la Cámara de Diputados culminó ayer el proceso legislativo y aprobó en lo general en lo particular el paquete de reformas financieras, con 365 votos a favor, 75 en contra y 89 abstenciones.
 
 
También quedó aprobado el dictamen que expide la nueva ley para actualizar el marco regulatorio de las agrupaciones financieras. La minuta fue enviada al Senado para su discusión.
 
 
La iniciativa fue presentada desde el pasado 8 de mayo y remitida de inmediato a la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, con 13 proyectos de dictamen para 34 leyes.
 
 
El presidente de la Comisión de Hacienda, el panista José Trejo Reyes, detalló que “entre los agregados, adhesiones y retoques  a la esencia de la reforma  presidencial propuesta destacan el caso de la Comisión Nacional para la Defensa de los Usuarios de los Servicios Financieros (Condusef) en el sentido de no pudiera tener tanta fuerza, o que fuera un ente que tuviera dientes, pero no colmillos filosos”.
 
 
Al final “se le dejaron todas sus facultades, las que fueron muy difíciles de discutir”.
 
 
También “quedó claro en la discusión  que si los bancos tienen dinero de los ahorradores y deben de usarlo para el crédito, que no sea tanto al gobierno, sino a los particulares como se aumente el porcentaje.
 
 
“En esa parte, también en las modificaciones se asentó una serie de facultades a las autoridades que vigilen y que realmente le estén picando un poquito las costillas a los bancos para que presten a los particulares y no tanto al gobierno”.
 
 
Sin embargo, los legisladores cedieron a los bancos incrementar de 25 a 35 por ciento los créditos con personas relacionadas relevantes, tema que no formaba parte de la iniciativa original.
 
 
También, cedieron a los bancos registrarse de manera voluntaria en el Sistema Arbitral en Materia Financiera, originalmente era obligatorio el someterse a este mecanismo, que ayudará a resolver de manera más rápida problemas con las instituciones financieras.
 
 
La reforma financiera incluye también la creación del Buró de Entidades Financieras, la nueva ley de resoluciones  bancarias, cambios en la recuperación de garantías y concursos mercantiles, así como modificaciones que permitirán a la CNBV el hacer públicas las sanciones que apliquen a los intermediarios.
 
 
A pesar de las 190 reservas planteadas de última hora en la sesión plenaria por los partidos, en el dictamen final no se obliga a los operadores de la bancada de desarrollo a “garantizar” las finanzas sanas de esas instituciones, sino sólo a “procurar”.
 
 
También, entre desacuerdos del PRI y el PAN, se transfirieron facultades del Banco de México a la Secretaría de Hacienda para la regulación y control de la banca comercial.
 
 
La reforma fue calificada por PRI, PAN y PRD como uno de los proyectos legislativos “más ambiciosos en la historia legislativa reciente”, para “revisar y componer de una manera integral los diversos elementos que influyen en las operaciones de las entidades financieras” del país, aunque los perredistas votaron nuevamente divididos.