Archivo

Apicultores: mal negocio con Walmart

06 febrero 2014 6:50 Última actualización 05 noviembre 2013 5:16

[Querétaro produce alrededor de 60 toneladas al año / El Financiero]


 

Mary Liñán González
 
QUERÉTARO.- Para el sector apícola en el estado no es redituablecolocar su producto en las cadenas comerciales, ya que tienen que esperar hasta tres meses para recibir su pago.
 
El presidente de la Asociación Ganadera Local de Apicultores de Querétaro, Bernardo Ríos Rodríguez Bueno, comentó que “los autoservicios normalmente usan periodos muy largos de pago, que no puede soportar el productor” de miel en Querétaro.
 
“Si yo le vendo hoy a Walmart, me pagará en 90 días, es un impacto muy fuerte para un productor que lo que realmente quiere es tener una recuperación rápida de su dinero para poder invertir y seguir cuidando los enjambres”, asentó.
 
Las experiencias que han tenido los apicultores con las cadenas comerciales han sido bastante malas, comentó, por lo que “hemos preferido tener canales directos de distribución, cada quien en su nicho, en su zona, en su colonia, en su comunidad y hacer una venta directa al consumidor”.
 
Esta manera de comercializar su producto les permite un acercamiento directo con los compradores y tener un “compromiso de ofrecerle al gran público productos de calidad”.
 
El dirigente local de los apicultores dijo que la miel que ofrecen es “fresca”, conaroma, color, sabor, cristalización”, mientras que las grandes cadenas comerciales tienen en su tienda “una miel homogenizada, es decir, van acopiadores con carros tanque y la van recogiendo de productor en productor y luego llegan y le dan un proceso para asegurar la cuestión sanitaria y se envasa”.
 
Respecto al precio, dijo que mientras el sector que representa ofrece a 45 pesos los 600 miligramos de este producto, en dichas tiendas se vende a entre 65 y 70 pesos.
 
Los apicultores tienen varios canales de distribución, “hay tiendas, panaderías, carnicerías, tiendas de abarrotes, tiendas especializadas, tiendas gourmet o directamente del productor al consumidor, porque muchos también en sus casas tienen su centro de venta”.
 
De igual forma, “se envía el producto a los acopiadores que se dedican a la exportación, hay un exportador en Celaya”que les recibe su producto, sumándose la miel de apicultores queretanos y guanajuatenses.
 
Informó que ahí “se acopia la miel de la región, la envasa en barriles y la envía a Alemania como exportación”. Y es que Alemania es el principal mercado de este dulce, pues compra la mitad de la producción de esa empresa.
 
“Los alemanes son grandes consumidores de miel, se calcula que puedan estar consumiendo entre ocho o nueve kilos de miel al año por persona”, mientras que en México el consumo promedio personal no rebasa los 300 gramos al año.
 
El dirigente de este sector dijo que en esta entidad federativa se tienen 300 personas que se dedican a esta actividad y que en los últimos años se ha tenido una dramática disminución de producción, ya que mientras en el 2011 se obtenían 100 toneladas de miel, actualmente se tienen de 50 a 60 toneladas.