Archivo

Anticipan aumento de pobreza

07 febrero 2014 5:51 Última actualización 29 julio 2013 5:18

[Cuartoscuro]


 
 
Eduardo Jardón
 
 
La baja en el ingreso de los hogares y el crecimiento de los precios de la canasta sugieren que el número de pobres en México aumentará, al menos respecto al nivel de 2008, señalan expertos.
 
 
Hoy se dará a conocer el cálculo oficial de la amplitud y profundidad de la pobreza. Los titulares de Hacienda y Sedesol hablarán al mediodía sobre la materia.
 
 

Datos del INEGI señalan que el ingreso corriente de los hogares subió 1.5% entre 2010 y 2012. Sin embargo, ese incremento está lejos de compensar la caída de 12.3% que se registró en el periodo 2008-2010.
 
 
Uno de los factores que incide en la pobreza es el alza de precios de los alimentos. Entre 2006 y 2012, la canasta alimentaria básica urbana subió en 44%.
 
 

La baja en el nivel de ingreso de los hogares en los últimos años y el crecimiento en el precio de la canasta alimentaria y de otros bienes y servicios básicos, sugieren que en 2012 los niveles de pobreza se mantendrán por arriba de los de 2008, e incluso que superarán los registros del cierre del sexenio anterior.
 
 

Datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) indican que el ingreso corriente de los hogares aumentó 1.5% entre 2010 y 2012.
 
 
Sin embargo, tal crecimiento no compensa la caída de 12.3% que se registró entre 2008 y 2010, y de 1.9% reportada en los 2 años previos.
 
 
El ingreso corriente por hogar pasó de 14,566 pesos al mes en 2006 a 12,708 pesos en 2012, lo que implicó un descenso de 12.8%, en términos reales. Por persona, el ingreso bajó de 11,046 pesos a 10,259, 7.2% menos.
 
 

La crisis alimentaria de 2007-2008, que impulsó el precio de productos de consumo básico a nivel mundial, y la crisis financiera global de 2008-2009, que ocasionó una fuerte caída de la economía mexicana y un repunte en el desempleo, explican el deterioro en el nivel de ingreso de la población, lo que se ha traducido en mayores niveles de pobreza.
 
 

El descenso en los ingresos entre 2006 y 2012 ocurrió en los hogares de todos los estratos sociales. En el 10% más pobre, con ingresos promedio de 2,332 pesos, la caída fue de 10.2%, y en el 10% más rico, con una percepción promedio de 44,434 pesos, la baja fue de 14.6%.
 
 
Por el contrario, los registros del Consejo Nacional de la Política de Desarrollo Social (Coneval) muestran que el costo de la canasta alimentaria en el sector urbano se elevó 44% entre 2006 y 2012, y el de la canasta de bienestar subió 32%.
 
 

Así, la población de menos ingreso, que destina casi la mitad de su presupuesto a la compra de alimentos, ha tenido que enfrentarse a incrementos como en el de la tortilla, de 61.9% entre 2006 y 2012. 
 
 
En el mismo lapso, el precio del arroz aumentó 68.1%, el del aceite comestible 83.3% y el del huevo 110.4%.
 

También han afectado el bolsillo de la población aumentos como el del colectivo, de 32.9%; el de las tarifas eléctricas, de 23.4%, y el del gas doméstico, de 25.1%.
 
 

El último reporte del Coneval sobre pobreza señala que en 2008, 44.5% de la población se encontraba en esa situación, registro que se elevó a 46.2% en 2010. En número de habitantes la cifra aumentó de 48.8 a 52 millones.