Archivo

Analistas ven alza de interés de fondeo

06 febrero 2014 3:46 Última actualización 16 enero 2014 5:12

 [Prevén una inflación subyacente en 3.6% para finales de este año / Arturo Monroy / El Financiero]


 
 
Tlaloc Puga Mercado
 

El mayor crecimiento económico y el aumento esperado en los precios al consumidor para 2014 eleva las posibilidades de que el Banco de México (Banxico) se decida a elevar la tasa de interés de referencia en el segundo semestre, coincidieron analistas.
 
Carlos Capistrán, economista en jefe para México, de Bank of America Merrill Lynch, prevé que una inflación subyacente en 3.6 por ciento para finales de este año, así como un mayor ritmo de crecimiento económico en el futuro, ponen riesgos para que la autoridad monetaria presente un tono más “hawkish”, con sesgo a subir tasas, o incluso que lo haga, tan pronto como en el cuarto trimestre de 2014.
 
A pesar de ello, su escenario base es que la autoridad monetaria no modificará el rendimiento de la tasa de interés de referencia este año, dadas sus preocupaciones en torno al crecimiento y la holgura en el mercado laboral mexicano.
 
El director para América Latina de Moody’s Analytics, Alfredo Coutiño, consideró que ante un “panorama de inflación estructural al alza”, el banco central se vería en la necesidad de revertir el relajamiento monetario a través de alzas en la tasa de fondeo a más tardar en la segunda mitad del año.
 
Estimó que la inflación subyacente podría iniciar una tendencia al alza durante la segunda mitad del año, derivado tanto de la alta base de comparación del año pasado, estadísticamente hablando, como por la liquidez monetaria que generaría la entrada de inversiones por las reformas estructurales.
 
Coutiño explicó que el banco central tendría que neutralizar esta liquidez a través de la emisión de deuda, a fin de reducir las presiones de demanda sobre los precios, aunque consideró que “tarde o temprano” se produciría una inconsistencia entre tasas de interés bajas y liquidez restringida, lo cual impondría presiones al alza al costo de financiamiento y con ello a las tasas de interés.
 
Además indicó que en la segunda mitad de 2014 las tasas de los bonos en EU subirán más, debido al retiro monetario de la Reserva Federal, por lo que el mercado de bonos en México perdería competitividad, lo que implica a su vez presiones al alza a las tasas de interés locales.
 
Como resultado, el directivo prevé que el relajamiento monetario en México tendrá corta duración.