Archivo

ANÁLISIS: Subasta de valores gubernamentales, con sesgo a la baja

07 febrero 2014 3:47 Última actualización 23 septiembre 2013 9:44

[ / Carlos Morales / Archivo] 


 
Esteban Rojas H
 
La fiesta se podría extender en el mercado gubernamental de deuda primario. Algunos participantes todavía se resistirán a abandonarla motivados por la tregua decretada por la Reserva Federal de los Estados Unidos y otros, por la creencia de que el Banco de México estaría dispuesto a reducir de nueva cuenta su tasa de referencia, actualmente en 3.75 por ciento.
 
En la subasta primaria de valores gubernamentales número 39 del año, los dados se cargan hacia una baja generalizada en las tasas de interés.
 
El rendimiento de los cetes a plazo de 28, 91 y 175 días posiblemente experimente un reducción de 0.04 puntos en promedio. De ser así, alcanzarían un nuevo mínimo histórico en todos sus plazos.
 
De cumplirse el pronóstico, sería la tercera semana consecutiva en registrarse mínimos no vistos, lo que implicaría ahorros considerables en el costo de refinanciamiento del gobierno federal.
 
En la parte larga de la curva de rendimientos, la situación no sería diferente: en el denominado bono a 3 años, con vencimiento en diciembre del 2016, es probable esperar una reducción en la tasa de interés de alrededor de 0.69 puntos.
 
Cabe destacar que, en las últimas semanas, los inversionistas han demandado con particular intensidad los bonos a tasa fija con horizonte de vencimiento en diciembre del 2013 y del 2014, los cuales han logrado registrar mínimos históricos en el mercado secundario de deuda.
 
En esta ocasión, el Udibono a tres años podría experimentar una baja en su tasa de cerca de 0.05 puntos.
 
Los instrumentos de cobertura contra la inflación han tenido una baja demanda, debido al favorable comportamiento de los precios al consumidor.
 
No obstante, dado que se está por entrar a una fase estacional de mayor inflación, el apetito por estos instrumentos puede aumentar, sobre todo en el caso de que presenten un horizonte más corto de vencimiento.
 
En esta ocasión, el Banco de México sale ofrecer 24 mil millones en Cetes, lo que representa 64.92 por ciento del total.
 
En tanto que en bonos M y Udibonos, el monto a colocar será de 12 mil 970 millones de pesos, equivalente al 35.08 del total.
 
Tanto en los instrumentos de corto como en los de largo plazo se espera una buena demanda, lo que permitirá colocar el total de la subasta por 36 mil 970 millones de pesos.
 
En los próximos días, todavía se podrá observar un reacomodo entre las tasas de interés y el tipo de cambio, las dos principales variables financieras de ajuste ante cambios en el entorno tanto externo como interno.
 
El nuevo equilibrio podría implicar un menor espacio para una revaluación del peso, pero a cambio el costo del dinero puede contribuir a un mejor desempeño de la economía.