Archivo

ANÁLISIS: Mercados bajo tensión por reunión de la Fed

07 febrero 2014 5:54 Última actualización 29 julio 2013 12:31

[Reuters] 


 
Esteban Rojas H.
 
La volatilidad podría estar de vuelta en la presente semana. Los participantes de los mercados estarán ocupados, por un lado, en tratar de descifrar el mensaje de política monetaria de la Reserva Federal y, por otro, en interpretar cómo las cifras de empleo y de la actividad económica, que se darán a conocer en los Estados Unidos, podrían influir en futuras decisiones.
 
El miércoles, es probable que la Fed mantenga la tasa de fondos federales sin cambio en el rango de 0.0 a 0.25 por ciento. La turbulencia se podría generar a partir del contenido del mensaje de política monetaria.
 
Se espera que la Fed mantenga su postura de iniciar una disminución gradual de las compras de bonos, actualmente en 85 mil millones de dólares mensuales, pero haciendo énfasis en que ello dependerá de la marcha de la economía.
 
Hoy más que nunca se requiere que la Fed tenga un mensaje más claro en cuanto a sus intenciones, para evitar descalabros en los mercados como el ocurrido en mayo y junio de este año, cuando los participantes interpretaron que era inminente un cambio en la política monetaria. Esta situación llevó a que diferentes integrantes del banco central, incluido a su presidente Ben Bernanke, tuvieran que matizar su postura.
 
El radar de los participantes se orientará en parte a las decisiones del Banco Central Europeo y del Reino Unido, programadas para el jueves. En ambos casos, es probable que las tasas de referencia queden sin movimiento en 0.50 por ciento.
 
Es posible que el Banco Central Europeo deje la puerta abierta a futuras reducciones en sus tasas de interés, incluyendo la de depósitos, para terminar de impulsar la salida de la recesión económica.
 
El centro de la atención también estará puesto en la publicación de la cifra del PIB en los Estados Unidos correspondiente al segundo trimestre, la cual puede resultar menor que la observada en los primeros meses del año.
 
Para cerrar el círculo, se tendrá que lidiar con la publicación de las cifras de empleo a partir del miércoles, cuyo punto más importante serán los datos que se conocerán el viernes.
 
En otro frente, en la subasta primaria de valores gubernamentales, a efectuarse el martes en nuestro país, es probable que prevalezca un resultado a la baja. El rendimiento de los Cetes puede experimentar una moderada reducción, producto del favorable resultado de la inflación para la primera quincena de julio.
 
La tasa del bono M a tres años podría registrar una caída de 0.13 puntos, para alinearse a las condiciones del mercado secundario.
 
Finalmente, el Udibono a tres años probablemente tenga una disminución de cerca de 0.17 puntos en su rendimiento.