Archivo

ANÁLISIS: La Reserva Federal de EU está ante un parteaguas

07 febrero 2014 3:45 Última actualización 16 septiembre 2013 10:50

[Ben Bernanke, presidente de la Fed, está a punto de terminar su mandato. / Bloomberg / Archivo] 


 
Esteban Rojas H
 
En el terreno de las expectativas del mercado predominan aquellas que señalan un cambio en la política monetaria de la Reserva Federal de los Estados Unidos (Fed) en su reunión de esta semana, pero los últimos datos publicados no son tan contundentes y el resultado final pude ser de pronóstico reservado.
 
De acuerdo con una encuesta levantada por el periódico Wall Street Journal, 66 por ciento de los 47 participantes consideró que la Fed podría anunciar una reducción en sus compras de bonos en su sesión del miércoles.
 
Dentro de los que piensan que la Fed anunciará una reducción de su programa de compra de títulos de deuda, una tercera parte no cree que la disminución se dé este mes, lo que muestra que no hay el suficiente consenso en cuanto a la dirección e intensidad del movimiento del banco central estadounidense.
 
Los resultados del mercado laboral de agosto fueron menores a lo esperado, pero en el promedio del año, la generación de empleos se ha recuperado y la tasa de desempleo ha caído a 7.3 por ciento, más cerca del 6.5 que la Fed ha señalado como una medida para quitar los estímulos a la economía.
 
La situación de indefinición quizá se pudo haber acentuado por los débiles datos reportados el pasado viernes en materia de ventas minoristas y de confianza de los consumidores, lo que abonó a un terreno en donde no se puede descartar las sorpresas.
 
Una de las cosas que se pueden ver más seguras es la posibilidad de que la Fed deje sin cambio su tasa de referencia en el rango históricamente bajo de 0.0 a 0.25 por ciento.
 
La Fed anunció la presente ronda de relajamiento cuantitativo hace exactamente 12 meses y la empezó a ser efectiva a partir del pasado enero, al llevar a cabo compras de bonos por 85 mil millones de dólares mensuales.
 
Dentro de los encuestados predomina la expectativa de que, en caso de que la Fed flexibilice su política monetaria, podría empezar a hacerlo en 15 mil millones de dólares al mes.
 
En el frente interno, en la subasta primaria de valores gubernamentales número 38 del año es posible esperar un resultado mixto.
 
Los rendimientos de los Cetes a plazos de 28, 91 y 182 días probablemente registren una mayor estabilidad, en tanto que en el horizonte a un año se estima una fuerte caída.
 
La tasa del bono M a 10 años posiblemente pueda experimentar un incremento de alrededor de 0.20 puntos, mientras que el Udibono a 30 años podría registrar una variación poco significativa.