Archivo

ANÁLISIS: Inflación a la baja, resta brillo a Udibonos

07 febrero 2014 5:52 Última actualización 15 julio 2013 11:37

 [Bloomberg] 


Esteban Rojas H
 
La demanda de instrumentos de cobertura contra la inflación, como los udibonos, se ha visto disminuida, como resultado del menor dinamismo en los precios al consumidor, aunque dicho comportamiento pudiera ser coyuntural.
 
En la semana pasada, en diferentes medios se destacó la baja en el crecimiento anual de la inflación al ubicarse en 4.09% en junio del presente año. En tanto que se dejó de lado, el hecho de que en la segunda quincena de dicho mes, el crecimiento de los precios al consumidor se metió dentro del rango de tolerancia del Banco de México, al ascender a 3.93%.
 
La disminución de la burbuja inflacionaria y la posibilidad de que se siga desinflando en los próximos meses, es probable que determinen que en la subasta primaria de valores gubernamentales de mañana, la tasa del udibono a plazo de 10 años presente un incremento de 0.23 puntos.
 
El gobierno federal, por conducto del Banco de México, sale a ofrecer en subasta primaria 750 millones de unidades de inversión equivalente a 3,712 millones de pesos en udibonos. Dicho monto es muy probable que se coloque en su totalidad, aunque su demanda puede ser menor a lo observado a principios del año.
 
Los udibonos también han perdido popularidad entre los extranjeros. Del 16 de abril al último dato reportado del 3 de julio, el saldo de la tenencia de los residentes en el exterior ha bajado 21,524 millones de pesos en este instrumento.
 
Es posible que la inflación pueda seguir mostrando un comportamiento a la baja en los próximos meses, en medio de un lento dinamismo de la economía de nuestro país. De ser así, es posible que la demanda de los udibonos se mantenga un tanto deprimida.
 
Los vientos para los udibonos podría cambiar y ser favorables en los últimos meses del 2013, debido al comportamiento estacional de la inflación.
 
Lo anterior, se podría reforzar en caso de acordarse en el Congreso la aprobación de una reforma hacendaria, que podría traer un cierta presión coyuntural sobre los precios al consumidor, sobre todo de haber cambios en impuestos como el IVA.
 
En la subasta primaria de valores gubernamentales número 29 del año, a efectuarse el martes, también se subastarán cetes por un monto de 24,000 millones de pesos. Los rendimientos de este instrumento probablemente muestren un sesgo moderado a la baja.
 
El comportamiento de las tasas de interés en el mercado secundario de deuda en nuestro país, seguirá fuertemente ligado a la evolución de sus similares en los Estados Unidos.
 
La volatilidad podría regresar a las tasas de interés, en caso de que en el informe económico de la Fed, conocido como el Beige Book, y las comparecencias de su presidente en el congreso, muestren pistas de que el retiro de los estímulos económicos podría estar más cerca de lo que mucho podrían pensar.