Archivo

ANÁLISIS: Exportaciones petroleras de México pierden terreno en EU

06 febrero 2014 7:28 Última actualización 11 diciembre 2013 13:48

[En septiembre, EU adquirió de México 9.8 por ciento de sus compras de petróleo al exterior. / Bloomberg / Archivo]  


 
 
Esteban Rojas H.
 

El petróleo mexicano pierde participación relativa en el mercado estadounidense, tendencia que podría extenderse e incrementar la vulnerabilidad de los ingresos petroleros, ante la posibilidad de que Estados Unidos pase de ser un importador neto a un exportador.

De acuerdo con cifras publicadas por Bloomberg, Estados Unidos compró a México 778 mil barriles de petróleo diarios en promedio en septiembre pasado, cifra que representó 9.8 por ciento de sus compras al exterior del energético. Esta cifra se compara desfavorablemente con el 15.3 por ciento de participación que se tenía en junio del 2005, cuando el país le vendió al vecino del norte 1.64 millones de barriles.

La preocupante pérdida de participación relativa del crudo mexicano no es coyuntural. Por el contrario, todavía en un horizonte de más largo plazo, dicha tendencia se pone más de manifiesto.

En marzo de 1983, las importaciones petroleras de Estados Unidos provenientes de México llegaron a representar un máximo histórico de 33.1 por ciento, de acuerdo con los datos disponibles.

México ha perdido terreno frente a otros países abastecedores de petróleo de la principal economía del mundo.

Hace poco más de ocho años que la participación de México en el mercado de crudo de importación de EU era prácticamente igual a la de Canadá y la de Arabia Saudita, en tanto que superaba a naciones como Venezuela.

En la actualidad, Canadá es la principal fuente de abastecimiento, con el 32.0 por ciento del total, seguido por Arabia Saudita con el 19.5 por ciento.

La caída en la participación relativa de ventas de petróleo de México en los Estados Unidos se debe tanto a factores relacionados con la menor actividad económica de ese país como al aumento en su producción nacional.

En junio del 2005, las compras totales de crudo por parte de los Estados Unidos al mundo escalaron a un monto sin precedente de 10.76 millones de barriles diarios en promedio. De esa fecha a la actualidad, esta cifra ha experimentado un desplome de 26.5 por ciento.

La extracción de petróleo en Estados Unidos superó en octubre la importación de crudo por primera vez en casi dos décadas, de acuerdo con la Agencia Internacional de Energía. La producción escaló a 7.7 millones de barriles por día, su nivel más alto en 24 años, y por encima de los 7.6 millones de que se importaron.
 
Desde el punto de vista de México, el ritmo de las inversiones no ha sido suficiente en los últimos años para detener la caída en la producción, lo que ha afectado el potencial susceptible de ser exportado.

La reforma energética podría ser el vehículo para modernizar a la industria petrolera e incrementar la producción, aunque quizá sea insuficiente para generar una mayor cantidad de divisas, si no se acompaña con una estrategia de diversificación de mercados.