Archivo

ANÁLISIS: Empresas manufactureras en México mejoran su desempeño

07 febrero 2014 5:59 Última actualización 16 julio 2013 11:42

[Bloomberg] 


Esteban Rojas H
 

La producción manufacturera en México se recupera gradualmente. Este comportamiento se podrá acelerar en el mediano plazo por los efectos multiplicadores que desencadenará la derrama de recursos contemplada en el nuevo programa de infraestructura. Con ello, también se ayudará a contrarrestar algunos efectos negativos proveniente de una débil demanda del exterior de productos mexicanos, derivada de un lento crecimiento de la economía norteamericana.
 

En el periodo de abril a mayo del presente año, la actividad del sector manufacturero experimentó un crecimiento acumulado de 3.9% con respecto a igual lapso del 2012, con lo que dejó atrás el bache en cayó en el primer trimestre, en donde había registrado una variación anual de menos 1.6%.
 

La recuperación no se ha dado de manera homogénea ni se ha extendido a todas las ramas del sector manufacturero, por lo que resulta relevante programas como el de la infraestructura, que ayudarán al fortalecimiento del mercado interno.
 

Algunas de las empresas que se pueden beneficiar más directamente del programa de infraestructura son las integrantes de las ramas de minerales no metálicos; la de metálicas básicas; la referente a maquinaria y equipo; derivados del petróleo y equipos de transporte y comunicación en general, entre las más evidentes.
 

De las 21 ramas que componen al sector manufacturero, nueve presentaron un crecimiento mayor al promedio de 3.9%. En tanto que ocho estuvieron por debajo y cuatro todavía presentan un variación negativa, pero dentro de un proceso de recuperación.
 

Durante el periodo de enero a mayo del 2013, las actividades que registraron un mayor aumento a tasa anual fueron las relacionadas con la industria de la madera (11.9 %), fabricación de prendas de vestir (8.23 %), equipo de transporte (7.45 %), productos derivados del petróleo y del carbón (5.67 %) y equipo de computación y eléctricos (4.56 %).
 

El mejor desempeño se debe también afectos estadísticos, dado que se ahora se incluye positivamente el hecho de que la Semana Santa cayo en abril del año pasado y en este lo hizo en marzo, lo que permitió una base de comparación baja.
 

Entre las industria que siguen refrendando su carácter anti cíclico se encuentran las relacionadas con los alimentos y bebidas, las que presentaron aumentos de 3.4 y 1.7% en cada caso en el periodo de referencia. Estas variaciones son por debajo del promedio, pero las activadas fueron defensivas en la fase de menor crecimiento de la industria manufacturera.
 

Las ramas que todavía tienen variaciones negativas, aunque cada vez menores, son las metálicas básicas (-2.2 %), las de impresión (-3.4 %), fabricación de muebles (-6.4 %) y equipo de generación eléctrica (-7.6 %).
 

La recuperación observada por las empresas manufactureras, permite estimar que los reportes de algunas emisoras que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores presentarán una mejoría en su operación, con respecto a lo observado en el primer trimestre del año.
 

Sin embargo, su resultado neto se puede ver afectado negativamente por la depreciación del peso de 5.2% que presentó durante el segundo trimestre del año.