Archivo

ANÁLISIS: El costo del financiamiento está dentro de una espiral de baja

07 febrero 2014 3:43 Última actualización 14 octubre 2013 10:6

[El mercado parece estar descontando ya que el Banco de México anunciará una nueva baja en la tasa de interés. / Cuartoscuro]   


 

Esteban Rojas H.
 
La aplicación de una política monetaria más flexible en México y la posibilidad de que se extienda la política de estímulos económicos en los Estados Unidos han generado las condiciones para abaratar el costo del financiamiento en el país.
 
Uno de los termómetros que sirven para determinar qué tan caro o barato está el dinero es el nivel en que se encuentra la denominada Tasa de Interés Interbancaria de Equilibrio, mejor conocida por sus iniciales: TIIE.
 
El Banco de México dio a conocer que al pasado viernes que la TIIE alcanzó mínimos históricos en todos sus plazos.
 
La TIIE a 28, 91 y 182 días se ubica en 4.0185, 4.0125 y 3.9445 por ciento, respectivamente, niveles no vistos y que proporcionan una base para acceder a recursos financieros en mejores condiciones.
 
La TIIE sirve como guía para la fijación del costo del dinero, tanto para los créditos bancarios como los recursos obtenidos vía la colocación de deuda en el mercado bursátil.
 
Cabe destacar que la curva de rendimientos de la TIIE se encuentra invertida, al ser menor las tasas en los plazos más largos que la de 28 días, situación que se puede interpretar como que el mercado está tratando de descontar una nueva reducción de la tasa de referencia de Banxico, actualmente en 3.75 por ciento.
 
La caída en el nivel establecido por la TIIE ayuda a la recuperación de la actividad crediticia y de la inversión, al hace atractivo contratar la adquisición de recursos a tasa fija, al mismo tiempo que puede impulsar al consumo y la inversión.
 
La TIIE facilita la adquisición del financiamiento en mejores condiciones, pero ello también pasa por el filtro de la competencia bancaria, que es la que determina al final los puntos por arriba de la tasa de referencia que se habrán de pagar.
 
En los actuales momentos, caracterizados por una baja actividad económica, es probable que la demanda de crédito o de colocación de deuda se mantenga deprimida.
 
Para la subasta primaria de valores gubernamentales número 42 del año, es posible que persista un sesgo a la baja en las tasas de interés.
 
El rendimiento de los Cetes podría alcanzar nuevamente mínimos históricos, particularmente en el horizonte de un año.
 
La tasa del bono M a 30 años posiblemente pueda experimentar una reducción de alrededor de 0.39 puntos.
 
Finalmente, en el Udibono también a 30 años probablemente se reporte una moderada reducción en su tasa de cerca 0.03 puntos porcentuales.