Archivo

Alza de precios pulveriza aumento al minisalario

06 febrero 2014 6:54 Última actualización 20 diciembre 2013 5:45

 [Incremento al boleto del Metro afectará a más de 4.2 millones de trabajadores / Cuartoscuro]


 
 
Zenyazen Flores
 

El incremento de 3.9 por ciento que tendrá el salario mínimo en 2014 quedará pulverizado antes de que inicie la cuesta de enero, ya que la cascada de aumentos de precios que se da durante el primer mes del año se anticipó con la reforma hacendaria y ajustes fiscales en el Distrito Federal, plantean especialistas.
 
Así, el aumento de 2.49 pesos que tendrán los minisalarios el próximo año quedará nulificado para los habitantes de la Zona Metropolitana con el alza de 60 por ciento al precio del boleto del Metro de la ciudad de México, que pasó de 3 a 5 pesos.
 
“Si una persona hace 2 viajes por día, durante 5 días de la semana pagará 88 pesos más mensualmente por el pago de este transporte, lo que es el equivalente a 7.10 kilos de tortillas, 3.45 kilos de huevo, 1.69 kilos de pollo o 6.51 paquetes de papel higiénico”, calcula el Centro de Reflexión y Acción Laboral (Cereal).
 
Añade que con ese incremento se afectará de manera directa a más de 4.2 millones de trabajadores en el Distrito Federal y Área Metropolitana.
 
Mientras que el resto de las personas verán pulverizado su salario con el aumento de precios que tendrán productos como refrescos y cereales que, incluso, integran la canasta alimentaria del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), señalan expertos.
 
Los trabajadores más afectados serán principalmente aquellos que perciben de uno a dos salarios mínimos, ya que ese grupo destina hasta 50 por ciento de su sueldo a alimentos y transporte.
 
Datos de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) muestran que en el tercer trimestre de 2013, casi 7 millones de mexicanos ganan hasta un salario mínimo, mientras que 11.8 millones de trabajadores perciben un salario que va de uno hasta dos salarios mínimos.
 
Miguel Reyes, coordinador del Observatorio del Salario de la Universidad Iberoamericana, campus Puebla, señaló que el próximo año los trabajadores de menos ingresos tendrán una pérdida de poder adquisitivo que no provendrá de una alta inflación, más bien, procederá de una reforma hacendaria que impactará en sus prestaciones y salario.
 
Con él coincidió Raymundo Tenorio, director de las carreras de Economía de la Escuela de Negocios del Tecnológico de Monterrey, Campus Santa Fe, al señalar que habrá una disminción del ingreso disponible, debido al alza de impuestos al consumo y del IVA en la zona fronteriza.
 

El aumento al salario mínimo de 3.9 por ciento lo que hace es reponer lo que se comió la inflación de este año pero no previene la inflación que viene.