Archivo

Al sector pesquero 'se lo lleva la corriente' por baja productividad

12 febrero 2014 4:31 Última actualización 23 mayo 2013 9:46

  La industria creció 0.2% anual promedio en 10 años; la captura ilegal ocupa 60% de la producción nacional. 


 
Zenyazen Flores
 
El sector pesquero mexicano está que se lo lleva la corriente: el mercado ilegal y la baja productividad lo están arrastrando.
 
Un estudio del Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco) y del Fondo de Defensa del Medio Ambiente de México (EDF de México, en inglés), establece que el tamaño de la pesca ilegal en México equivale a 60% de la producción nacional reportada a 2011, que asciende a 1 millón 224,000 toneladas, con un valor de producción de 10,263 millones de pesos.
 
Esa práctica se ha convertido en una barrera a la competitividad y productividad del sector, pese a que México tiene el mayor litoral de América Latina, ya que nuestra producción pesquera por kilómetro de litoral es 4 veces menor que la de Chile y 10 veces menor que la de Perú, añade el análisis "La pesca ilegal e irregular en México".
 
Y es que el sector se encuentra por debajo de su potencial productivo, ya que en los últimos 10 años ha reportado un estancamiento en productividad, con un crecimiento de 0.2% anual y una participación en el PIB nacional de apenas 0.06%.
 
El estudio indica que la pesca se ha rezagado en productividad porque no agrega valor agregado al país, es decir: por cada peso que produce la pesca se generan 60 centavos adicionales a la economía, mientras que en el mundo por cada dólar se generan 3 dólares.
 
Para ejemplificar la magnitud de la ilegalidad en el sector, Imco y EDF de México estiman que tan sólo en el golfo de California -que es la mayor región productora de especies del mar- esa práctica deja pérdidas estimadas en 340 millones de pesos al año.
 
Las especies más vulnerables dentro de la pesca ilegal son:el pez dorado del Pacíficolenguadojurely algunas conchas como pata de mula y almeja chocolate, entre otras.
 
Las sardinas y los camarones son los menos propensos a esa práctica.
 
"Esta situación genera distorsiones en los precios y desincentiva las inversiones en el sector, afectando principalmente a los productores legales y responsables que tienen que competir en condiciones desfavorables", señala Rodrigo Gallegos, director de Cambio Climático y Tecnología del Imco.
 
Causas
 
Quienes practican la pesca ilegal obtienen mayores ganancias, afirma el análisis.
 
"Un pescador legal captura entre 5 y 6 kilos en una jornada larga, mientras que uno irregular pesca durante la noche aproximadamente 12 kilos de camarón", y aunque los precios se mantengan estables, el costo de los insumos es mayor para los que están en la formalidad y que realizan inversiones.
 
Pedro Zapata, director general de EDF de México, comentó que las tres formas más comunes de la pesca irregular en México son:la pesca sin permiso ni concesión (38%)el uso de artes de pesca no permitidos (23%)y la pesca en época de veda (16%)
 
Gallegos y Zapata añaden que otras causas que contribuyen a la pesca ilegal son que el marco regulatorio es complejo y poco conocido, la falta de vigilancia, la corrupción, un gasto público inadecuado, y la no coordinación entre las instituciones encargadas de hacer cumplir la ley.
 
"Para darse una idea de la complejidad del marco regulatorio, estimamos que hay cerca de 255 diferentes combinaciones para convertirse en un pescador ilegal."
 
Además, "las sanciones no cumplen principios básicos de proporcionalidad y son mucho más laxas que las de otros países, por lo que tampoco funcionan como un desincentivo real a la ilegalidad".
 
Información proporcionada por El Financiero Diario.