Archivo

Airbus le apuesta a su nuevo juguete: el A350

07 febrero 2014 6:14 Última actualización 10 junio 2013 10:13

[Bloomberg]  


 
Bloomberg
 
 
Airbus SAS busca tomar impulso para su nuevo avión A350, cuyo titular de ventas entrelaza operaciones por todo mundo a fin de atender los pedidos de compra que le hacen, mientras los pilotos e ingenieros de las pruebas corren contra el tiempo para llegar a hacer el primer vuelo antes de que tenga lugar la muestra Paris Air Show, que ya se avecina.
 
 
Mientras ellga el evento, que se celebrará del 17 al 23 de junio, el avión de fuselaje ancho construido con plástico ya inició las pruebas de transporte previas para volar; Airbus ya eligió también a la tripulación para el vuelo inaugural del A350.
 
 
En la gran presentación en la sede central de Airbus (Toulouse, Francia), John Leahy, titular de ventas de la firma, estuvo ausente: estaba cerrando las operaciones por los pedidos que le hacían y sumarlos a los 35 que ya acumula el modelo sólo para este año.
 

El fabricante europeo de aviones comercializa el A350 a modo de desafío al 787 de Boeing y al superventas 777-300ER. Con ello, acentúa la gran competencia que hay en el mercado de aviación de aeronaves de fuselaje ancho, donde los márgenes son mayores que en el de los aviones más chicos. La prueba es la reciente compra que hizo Singapore Airlines por 17,000 millones de dólares: la mitad del dinero fue una compra con Airbus y la otra, con Boeing.
 

"Estamos listos para lanzarnos", dijo Pascal Verneau, ingeniero (51), que se sentará entre los dos pilotos de prueba en la cabina del primer A350 que levante vuelo. "En lo personal, espero que podamos volar antes de la muestra aérea".
 

El máximo responsable ejecutivo de Airbus, Fabrice Bregier, le dijo a periodistas que el A350 que el mes pasado acababa de salir recién pintado del hangar, estaba en buenas condiciones y era probable que a mediados de año, ya pudiera satisfacer los requisitos de una empresa para hacer un primer vuelo.
 

Alientan pruebas
 

"Tengo pilotos que me dicen que, a partir de los resultados que obtuvieron en los simulacros, la calidad de la aeronave es mejor que la de las que están en servicio y que forman parte de modelos anteriores de la flota. Esto es alentador", dijo Bregier.
 

Dado que las empresas de la industria aeroespacial coincidirán en París para asistir al acontecimiento de la industria más importante del año, Airbus enfrentará a Boeing mientras sale de la penitencia trimestral por su famoso 787 Dreamliner, después de que fallaran las baterías. Boeing tiene planes de mostrar el Dreamliner en París, mientras que Airbus no comprometió aún la presencia del A350.
 

Airbus precisa hacer una muy buena muestra del A350, ya que su rival estadounidense busca aportes para generar un sucesor del 777 que le permita detener el avance del Airbus en el mercado de fuselaje ancho, en el que Boeing aún tiene una posición dominante. Ambas empresas también compiten en el mercado de los jumbos más grandes, en donde Airbus aún no ha dado garantías de que hubiera una nueva conducción para su avión A380; en cambio, Boeing reducirá el volumen de producción del 747-8, en el marco de una demanda bastante floja.