Archivo

Agricultor chino se convierte en magnate por ventas online

06 febrero 2014 7:2 Última actualización 10 noviembre 2013 5:26

  


 
Bloomberg
 
Liu Yuguo abrió su primera tienda online hace seis años, agobiado por las deudas después de varios intentos fallidos con comercios tradicionales en grandes ciudades de China.
 
Desde su casa en el condado rural de Qinghe, este hombre de 35 años tardó apenas dos años en recaudar más de 10 millones de yuanes (1.6 millones de dólares) vendiendo hilo de lana –y se compró un Mercedes Benz. Ahora, otros en su pueblo se han sumado a la fiebre del comercio electrónico.
 
La de Liu es una de las 16 aldeas chinas que este año generaron como mínimo 5 mil millones de yuanes en ventas totales online, creando 40 mil empleos y contribuyendo a frenar la corriente de pobladores que se trasladaba a las ciudades en busca de trabajo. Alibaba Group Holding Ltd., que lo hizo posible, está analizando una oferta pública inicial que podría valorizar al operador de comercio electrónico más grande del país en 190 millones de dólares.
 
“La próxima fuente de crecimiento para el comercio electrónico serán principalmente las zonas rurales ya que el crecimiento en las ciudades alcanza una saturación”, dijo Chen Liang, investigador senior en la división de investigación de Alibaba Group. “La mayor parte de la gente que abandonó la aldea de Qinghe en busca de trabajo ha vuelto y esto ayudará a la economía local”.
 
Más de 22 por ciento de las 7 millones de tiendas de las dos plataformas principales de Alibaba, Taobao Marketplace y Tmail.com, se originaron desde direcciones del Protocolo Internet en los poblados y las ciudades, según la empresa.
 
Las regiones rurales representaron más del 54 por ciento de los 26 millones de usuarios nuevos de Internet en el primer semestre del año, según el Centro de Información de la Red de Internet en China. El país tiene 591 millones de usuarios, más que toda la población de cualquier otro país excepto India.

Sumando efectivo

Liu trabaja ahora en una oficina de cuatro pisos que compró en una ubicación excelente de una zona de desarrollo del condado de Qinghe, a 370 kilómetros de Pekín. También tiene otro auto, aunque sigue siendo alemán, un BMW X6 SUV con una patente personalizada que le costó 200 mil yuanes extra.
 
El ex agricultor, que fracasó en todo, desde abrir una tienda de CDs hasta conducir un triciclo eléctrico antes de tener éxito con Taobao de Alibaba, ostenta un cinturón Hermès y reparte tarjetas personales doradas que le costaron 10 yuanes cada una.
 
Cuando su tío le sugirió abrir un comercio en Taobao en 2008, la primera pregunta que hizo fue si era legal.
 
“Mire, yo soy agricultor, hice solamente hasta séptimo grado”, dijo Liu en una entrevista en su pueblo, que tenía como tradición comprar lana del interior de Mongolia y reprocesarla para su venta. “Algo que no requería dinero pero que a la vez generaba dinero y no era ilegal, me parecía surrealista”.
 
Por curiosidad, Liu hizo una lista de 10 productos de lana en Taobao. Los agotó en una hora.
 
Siendo uno de los pocos que venden hilo online, el negocio de Liu despegó con Taobao a medida que más chinos comenzaron a hacer compras en Internet.
 
Durante todo 2008, solía quedarse hasta las cuatro de la mañana para aprender a desarrollar y promocionar su tienda Taobao haciendo cursos gratuitos online ofrecidos por Alibaba. Al final de ese año, ganó más de 200 mil yuanes. “Como nunca había visto tanto dinero, retiré todo del banco”, dijo Liu. “Lo contaba y lo miraba”.
 
Otros habitantes, que habían dudado de la fuente de dinero de Liu, empezaron a preguntarle sobre su secreto. No pasó mucho tiempo antes de que empezara a dar pláticas sobre cómo vender en Taobao.
 
Al llegar a su pueblo, Liu señala hacia casas de ladrillo con brillantes anuncios color naranja de Taobao, muchos de ellos de tiendas en línea que sus parientes manejan.
 
Liu posee una tienda Taobao y cuatro en Tmall.com, otra plataforma de Alibaba que liga a vendedores como Nike, con compradores individuales. Empleando hasta 200 personas durante la temporada pico, sus tiendas en línea atraen a 180 mil visitantes al día, afirma.
 
Taobao y Tmall.com, con unos 500 millones de cuentas entre ambos, ahora contribuyen con la mayoría de los ingresos de Alibaba, según la compañía.
 
"Tabao y Tmall se ven muy grandes, pero en realidad tienen todavía un largo camino por recorrer", dijo el vicepresidente de Alibaba, Brian Li, en una entrevista. "Entre los muchos mercados que están esperando a ser excavados se inclute el mercado rural".
 
Mientras Liu tuvo un inicio temprano en Taobao, la mayor competencia ha hecho más difícil ganar dinero para los recién llegados, según Cao Lei, un director en el China e-Business Research Center.
 
Liu también dijo que sus márgenes se han acortado debido a la competencia con otros 9 mil vendedores de productos similares. Su negocio aún le permitió comprar otro BMW este año para su esposa.
 
"Mi esposa y yo siempre apuntamos a una vida que nos proveyera con suficiente comida y tener 50 mil yuanes en efectivo", dijo Liu. "Tabao cambió mi vida".