Archivo

Aerolíneas árabes invierten más de 150 mil mdd en aviones

06 febrero 2014 7:21 Última actualización 17 noviembre 2013 10:0

 [El Primer Ministro y Gobernador de Dubai, Sheikh Mohammed, hace un recorrido por el interior de un avión Airbus A380 en el Salón Aeronáutico de Dubai. / Reuters]  


Reuters

Dubai.- Las aerolíneas del Golfo gastaron más de 150,000 millones de dólares en acuerdos por nuevos aviones en el primer día de la Feria Aérea de Dubai, subrayando un cambio en el poder en la industria de aviación y dándole un impulso al lanzamiento formal de la aeronave más reciente de Boeing, así como al superjumbo A380 de Airbus.

Bajo un cielo nublado, jeques y miembros de la familia gobernante de Dubai y la vecina Abu Dabi revisaron filas de aviones de pasajeros y pabellones de armas en el nuevo recinto de 645,000 metros cuadrados, construido para dar a conocer el mayor centro de aviación de Oriente Próximo y arrebatar importancia a los eventos de exhibición tradicionales de la industria en Reino Unido y Francia.

Emirates, con base en Dubái, lideró las compras del domingo con un pedido de 150 naves del nuevo 777 mini-jumbo de Boeing , en un acuerdo por 76,000 millones de dólares según los precios oficiales. También ordenó 50 Airbus A380, el mayor avión de pasajeros del mundo, por 23,000 millones de dólares.

Con demanda de otras aerolíneas del golfo como Etihad Airways y Qatar Airways, Boeing anunció compromisos por un total de 259 aviones 777, que previamente tenían el nombre de 777X, por unos 100,000 millones de dólares según precios oficiales- el mayor pedido combinado en su historia.

"La respuesta al 777X ha sido sorprendente", dijo el presidente de Boeing, James McNerney, en una conferencia de prensa para lanzar de manera oficial el nuevo avión, frente al gobernante de Dubai, el jeque Mohammed bin Rashid al-Maktoum.

Las aerolíneas del Golfo Pérsico compiten entre ellas por una parte del tráfico que llega a la región debido a su creciente prosperidad y ubicación estratégica entre Oriente y Occidente. Mientras varias aerolíneas europeas se ven afectadas por la recesión y cuentan con pocos fondos, los negocios del golfo son cada vez más importantes para Boeing y Airbus.