Archivo

Acertada la decisión de la Fed de recortar estímulos: Lacker

06 febrero 2014 7:30 Última actualización 23 diciembre 2013 11:26

[El banco central de EU podría ajustar el ritmo de retiro de estímulos./Bloomberg] 


 
Reuters
 
NUEVA YORK.- La decisión de la Reserva Federal de reducir sus compras de activos estuvo apoyada en un mercado laboral más sólido, pero de todas formas el banco central estadounidense podría ajustar el ritmo del retiro de estímulos dependiendo de los próximos datos, refirió el jefe de la Fed de Richmond, Jeffrey Lacker.
 
"Creo que el momento fue el correcto" señaló Lacker, un crítico de larga data de las compras de bonos mensuales de la Fed, en una entrevista con la cadena CNBC-TV.
 
"Tomando en cuenta los datos (...) esta decisión fue acertada", aseveró.
 
La Fed decidió reducir en 10 mil millones de dólares sus compras de activos a 75 mil millones de dólares al mes, al reconocer que su programa de alivio cuantitativo estaba cerca de completar el objetivo de consolidar la recuperación de la economía estadounidense.
 
De todas formas, la tasa de desempleo declinó de forma significativa a 7 por ciento en noviembre, un punto porcentual entero bajo el nivel registrado a inicios del 2013. Además, el ritmo de expansión económica en el tercer trimestre fue el más robusto en casi dos años.
 
No obstante, Lacker aseguró que la Fed aún podría acelerar o ralentizar el ritmo del proceso de retiro de estímulos de ser necesario.
 
"Ustedes deben considerar que tenemos la puerta abierta para hacer una pausa si los datos son más débiles de lo esperado o para acelerar el ritmo del retiro si los reportes son más robustos", indicó Lacker.
 
"No queremos sobrerreaccionar a un pequeño cambio" en la tasa de desempleo, agregó.
 
En consideración a una eventual incertidumbre en el panorama económico, la Fed también sugirió que las tasas de interés podrían mantenerse en mínimos récord hasta mucho tiempo después de que el nivel desempleo caiga bajo el umbral del 6.5 por ciento establecido por el banco central.
 
"Estas medidas nos restringen un poco menos", dijo Lacker. "El umbral del 6.5 por ciento es algo que hemos establecido y uno no desea erosionar la credibilidad alterándolo, ya sea con un ajuste al alza o a la baja", estimó.
 
La Fed ha mantenido las tasas de interés cerca de cero desde el 2008 y la inflación ha permanecido baja, pese a los múltiples programas de compras de bonos del banco central que incrementaron su hoja de balance a casi 4 billones de dólares.