Archivo

Acciones recaudatorias y no reforma fiscal: IMEF

07 febrero 2014 3:46 Última actualización 22 octubre 2013 12:43

[Al IMEF le preocupa el aumento del endeudamiento público para solventar la pensión universal y el seguro de desempleo / Cuartoscuro]  


 
 
 

Leticia Hernández Morón
 
 
 
Ante el paquete fiscal aprobado por la Cámara de Diputados para su discusión en el Senado, el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF), planteo 17 puntos de preocupación de lo que considera "una serie de acciones recaudatorias" y no una reforma fiscal.
 
 
Entre los aspectos de preocupación para el IMEF, destaca su impacto recesivo y no pro-crecimiento de la economía mexicana, así como el estímulo al mercado laboral informal; el no tener un respaldo técnico la mayoría de las medidas tomadas refleja improvisación.
 
 
"Se legisló al vapor y sobre las rodillas", dijo Víctor Manuel González, presidente nacional del instituto en conferencia de prensa.
 
 
"El IMEF considera altamente lamentable de la Cámara de Diputados haya aprobado un paquete fiscal con características tan perversas que obstaculizan el crecimiento y el bienestar de las familias y empresas mexicanas", apunto el ejecutivo.
 
 
En este contexto, habrá ajuste en las expectativas de crecimiento para el 2014.
 
 
Si ya el IMEF ajustó su expectativa en este mes a 3.4 por ciento desde el 3.5 por ciento del mes pasado, "una vez incorporadas estas acciones se hará otro ajuste a la baja, de primera instancia podría ser de 0.5 puntos porcentuales, pero podría ser más o menos, dependiendo de lo que pase en Estados Unidos", explico Jonathan Heath, vicepresidente del Comité Nacional de Estudios Económicos.
 
 
Al IMEF le preocupa el aumento del endeudamiento público para solventar medidas como la pensión universal y el seguro de desempleo, pues el aumentar el déficit fiscal, aunque sea de manera transitoria, manda señal inconveniente sobre el compromiso de la disciplina fiscal por parte del gobierno.
 
 
Si bien ven como positivo gravar operaciones en Bolsa, considera que la tasa es demasiado elevada considerando estándares internacionales y constituye un desincentivo para el ahorro y la inversión.
 
 
Sobre la homologación del IVA en la frontera, el IMEF opina que debió plantearse de manera gradual a lo largo de varios años.
 
 
"México necesita una reforma sí para recaudar pero con más aspectos de transparencia en el gasto del gobierno y de eficiencia y esto no está incluido", puntualizó el presidente nacional del IMEF.