Archivo

Acapulco espera llegada de 6 mil "baby boomers" canadienses

06 febrero 2014 6:54 Última actualización 12 noviembre 2013 15:19

 

Enrique Villagómez / Corresponsal
 
ACAPULCO.- Representantes del sector turístico en Acapulco destacaron que esperan el arribo de seis mil turistas canadienses que conforman el segmento denominado "baby boomers", a partir del próximo fin de semana.
 
Asimismo, descartaron que el asesinato de un jefe de la mafia ítalo-canadiense pueda afectar la llegada de visitantes provenientes de Canadá, que año con año disfrutan de sus vacaciones invernales en este destino de playa.
 
El dirigente sindical del sector hotelero y gastronómico en este puerto, Raúl Ramírez Gallardo, detalló que este segmento de turistas jubilados que proceden de diversas ciudades de Canadá permanecen en Acapulco durante el periodo invernal que abarca de noviembre a abril y, aunque en su mayoría se hospedan en condominios y casas particulares, la derrama económica que dejan en bares y restaurantes permiten ocupar una buena cantidad de trabajadores eventuales de los sindicatos.

El 10 noviembre pasado, el ciudadano de origen italiano Gallo Moreno fue asesinado mientras cenaba en un restaurante de la zona turística de Acapulco y posteriormente fue identificado como un jefe de la mafia ítalo-canadiense que operaba para el clan Rizzuto con base en Montreal, Canadá, de donde fue deportado en el 2012, y en octubre del presente año llegó a este destino de playa en calidad de residente temporal.

Un representante de la Asociación de Hoteles y Bungalows de Acapulco aseguró que ninguno de sus agremiados ha recibido cancelaciones por parte del primer grupo de “baby boomers” que se esperan para el próximo fin de semana, y descartó que pudiera registrarse pues los turistas jubilados y pensionados que vienen a este lugar lo hacen porque es un sitio donde se sienten cómodos y seguros.

Sin embargo, tanto el dirigente sindical como el representante de la microhotelería en Acapulco exigieron a las autoridades de turismo en el estado que emitan una aclaración detallada en aquel país del norte, donde se exprese puntualmente que Acapulco no es “refugio de maleantes”, sino un destino tranquilo y seguro para disfrutar unas vacaciones.