Archivo

A pique la creación de empleos; se generaron 2,519 en junio

07 febrero 2014 5:53 Última actualización 18 julio 2013 5:8

[Cuartoscuro]


 
Zenyazen Flores
 
 

En junio se crearon sólo 2,519 nuevos empleos, cifra menor en 97% (-72, 755) respecto de igual mes del año pasado, cuando se generaron 75,274 plazas, y la más baja para un periodo similar en los últimos 10 años, indican datos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).
 
 
La cantidad de empleos que se crearon en junio es incluso inferior a los 3,043 puestos de trabajo generados en igual mes de 2009 y a los 29,000 creados en junio de 2008, años en los que el país padeció una crisis económica que afectó los registros de empleo formal.
 
 
Especialistas sostuvieron que los resultados de junio se deben a que, a diferencia de lo que ocurrió durante la crisis cuando el motor de la economía que dejó de funcionar fue el externo ligado a las exportaciones, en 2013 tanto el mercado externo como el doméstico ligado a las ventas están funcionando muy lentamente y eso impide que el mercado laboral tenga un aliciente.
 
 

La generación de 2,519 empleos en junio se explica porque en ese mes hubo una creación de 32,193 puestos permanentes, pero también se registró la pérdida de 29,674 plazas eventuales, una caída asociada a los ciclos agrícolas.
 
 

En mayo pasado, mes en que se generaron 6,929 empleos, el IMSS admitió que en los últimos 6 meses se observa una 'ligera' desaceleración en el crecimiento de los puestos de trabajo.
 
 

Los empleos que se crearon en el Seguro Social en el primer semestre del año suman 295,378 plazas, lo que significa una caída de 35% (-161,117) contra igual periodo de 2012, cuando se generaron 456,495 empleos.
 
 

El número de trabajadores asegurados en el IMSS alcanzó 16 millones 357,421 cotizantes, en tanto que, al considerar el crecimiento del empleo para un periodo interanual (junio 2012-junio 2013), los empleos generados ascienden a 550,591 mil puestos laborales.
 
 
Al comparar los primeros semestres de los arranques de sexenios actual y anterior, los datos muestran que con el presidente Enrique Peña Nieto suman 295,378 empleos, mientras que con el exmandatario, Felipe Calderón fueron 410,600 plazas.
 
 
José Luis de la Cruz, director del Centro de Investigación en Economía y Negocios (CIEN) del Tecnológico de Monterrey, consideró que la baja en el dinamismo del empleo se debe a la pérdida del ritmo de crecimiento de la industria en los sectores de manufactura y construcción, lo cual se ha trasladado ya al mercado interno, sobre todo en el sector de comercio y servicios.
 
 

“Lo que vemos con estas cifras de empleo es que la desaceleración lleva a que no se está contratando gente nueva, aunque todavía no se empiezan a ver despidos; sin embargo, pensamos que de aquí a finales de año este será el escenario, porque en diciembre que se despida gente, prácticamente se va a perder lo que se ha ganado los primeros meses del año”, expuso.
 
 

Por su parte, Pedro Tello, socio del despacho Pedro Tello y Asociados, señaló que los problemas de la planta productiva tanto en el mercado nacional como en la economía de Estados Unidos, fundamentalmente, son los que han provocado que las empresas pospongan o cancelen sus planes de contratación.
 
 

“No habrá corrección en el comportamiento del mercado laboral mientras no repunte la confianza de los inversionistas, mientras se mantenga a la baja la confianza del consumidor y mientras no se presente un crecimiento en los pedidos procedentes del exterior o en los pedidos que el sector comercio presente al sector fabril mexicano”, advirtió.
 
 

Los expertos coincidieron en que el gasto público, que ha presentado retrasos en su ejercicio, no es 'determinante' para el mercado laboral en general, pero sí empuja sectores clave como el energético o de la construcción, por lo que consideraron que en el segundo semestre del año debe haber un rápido ejercicio del presupuesto.