Archivo

58 casinos en México 'juegan' al filo de la Ley

12 febrero 2014 5:26 Última actualización 28 marzo 2013 8:11

[El Royal Yak Casino en el Hipódromo de las Américas. Fuente: Cuartoscuro] Con Salinas y Fox se dio el boom de los centros de apuestas; también de los casinos callejeros, peleas de gallos y 'brincos'. 


 
Jesús Sánchez / Víctor Chávez / Rivelino Rueda

 
Con una legislación que este año cumplirá 66 años de vigencia, lo que en esencia significa que las reglas del juego no han cambiado, los establecimientos dedicados a los juegos y sorteos operan en un marco jurídico ambiguo.
 
Por ello, de manera paralela a los 349 establecimientos que operan de acuerdo a esa normatividad, son 58 los centros identificados por la Secretaría de Gobernación que funcionan con suspensiones provisionales o definitivas, y que forman parte del juego irregular.
 
En medio de las controversias y discusiones en el Congreso sobre el otorgamiento de concesiones y permisos para quienes se dedican a esta actividad de manera formal, sobre todo los otorgados en los últimos minutos de la administración del expresidente Felipe Calderón, hoy no existen iniciativas de ley en las cámaras de Senadores o Diputados para modificar la legislación aprobada en el sexenio de Miguel Alemán.
 
Son y no son
 
Un estudio del Centro de Estudios y de Opinión Pública (Cesop), de la Cámara de Diputados, a cargo del investigador Jesús David Pérez Esparza, establece que la ambigüedad en las reglas del juego para esta actividad es de origen, ya que desde su primer artículo, la Ley Federal de Juegos y Sorteos (aprobada el 31 de diciembre de 1947) prohíbe en todo el territorio nacional "los juegos de azar y los juegos de apuestas", que en estricto sentido constituye una prohibición a los casinos.
 
"En aquella época ni siquiera en Las Vegas existía la tecnología con la que hoy cuentan los casinos", cita Pérez Esparza.
 
Seis décadas después y bajo los términos de la misma ley, la mayoría de los establecimientos de juego distinguen sus fachadas con anuncios luminosos que presumen ser casinos legales, sin serlo.
 
 
 
La informalidad
 
En México el negocio legal de las apuestas se estima en alrededor de 900 millones de dólares anuales y genera unos 30,000 empleos, directos e indirectos.
 
Y en el lado oscuro de la informalidad y la ilegalidad, estimaciones del propio Cesop en el estudio de referencia señalan que entre 70,000 y 75,000  máquinas tragamonedas funcionan de manera clandestina en las afueras de las escuelas, en tiendas de abarrotes, farmacias, quioscos y pequeñas tiendas y fondas.
 
La expansión de la actividad informal se centra en las ferias, donde se cruzan peleas de gallos y carreras, los establecimientos conocidos como "minicasinos" y los brincos, todos de corte ilegal. El estudio del Cesop señala que extraoficialmente las máquinas tragamonedas ingresan al país por alguna de las aduanas.
 
La Auditoría Superior de la Federación consignó, en el análisis de la Cuenta Pública 2011, que la falta de controles ha propiciado que la actividad del juego en México se realice indiscriminadamente.
 
Permisos
 
Los datos más recientes de la Secretaría de Gobernación consignan que en México se han otorgado 31 permisos a empresas dedicadas a esta actividad.
 
Existen en el país 681 establecimientos con permisos para operar (derivados de 29 permisos con licencias limitadas, en virtud de que Espectáculos Deportivos Frontón México no tiene permisos para establecimientos); hoy funcionan sólo 349 centros en el país.
 
La Secretaría de Gobernación también registra que 361 establecimientos aún no funcionan por la falta de permisos estatales y municipales, y aclara que esas competencias "no precluyen con la existencia de un permiso". En el sexenio de Carlos Salinas de Gortari se otorgaron 14 concesiones, lo que permitió a los empresarios contar con 296 permisos para abrir establecimientos de juego o casinos.
 
Los permisos otorgados en los últimos 12 años casi igualan el récord salinista, pues las 12 concesiones otorgadas (8 con Vicente Fox y 4 con Felipe Calderón) permitirán la apertura de 234 centros de juego, 230 de los cuales se activaron durante el sexenio foxista.
 

[Elaboración propia]
 
El top del juego
 
De acuerdo con información disponible en la Segob:Baja California es la entidad con el mayor número de establecimientos de juegos o casinos, con 43le sigue el Distrito Federal, con 37Nuevo León con 34Jalisco con 30Estado de México con 28Sonora con 24Sinaloa, 17Veracruz, 17y Guanajuato, 14
 
En el plano intermedio están:Chihuahua, Coahuila y Puebla, donde operan 11 centros de juego en cada uno.En Oaxaca, Tlaxcala y Zacatecas no hay un sólo centro de juegoEn Nayarit y Michoacán existe uno en cada unoEn Aguascalientes, dosChiapas, Hidalgo y San Luis Potosí, con 3 cada uno
 

El decretazo

El expresidente Felipe Calderón publicó, el 19 de octubre de 2012 en el Diario Oficial de la Federación, el decreto por el que se reforman y adicionan diversos artículos del reglamento de la Ley Federal de Juegos y Sorteos.
 
El 5 de diciembre, la Cámara de Diputados aprobó interponer, ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación, una controversia constitucional contra el Ejecutivo federal por el decreto publicado y que se refiere a que se autoriza la instalación de máquinas tragamonedas en los centros de juego o casinos. Argumentaron que le quitaron a los diputados su facultad de legislar en la materia.
 
No se ha presentado una iniciativa de reformas al reglamento, sólo se pidió en la Comisión Permanente, el 16 de enero de 2013, revisarlo, suspender el otorgamiento de nuevos permisos y sancionar a funcionarios corruptos que trafican con permisos, tanto en la Segob como en estados y municipios.