Archivo

320,000 entidades, susceptibles de cumplir la nueva ley antilavado

07 febrero 2014 5:53 Última actualización 17 julio 2013 5:54

[Bloomberg]


 
 
Jeanette Leyva Reus
 
 
Con la entrada en vigor de la nueva Ley Federal para la Prevención e Identificación de Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita, México no sólo cumple 'bien' con las recomendaciones del Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI), sino que incluso se adelanta en otros temas.
 
Si bien su puesta en marcha será complicada en algunos sectores, permitirá tener mayores elementos para frenar el lavado de dinero en el país, consideraron especialistas.
 
En entrevista con El Financiero, Jorge Alberto Lara, ex subprocurador general de la República, reconoció que su implementación será un desafío para las empresas y personas que laboran en las actividades clasificadas en la nueva ley como 'vulnerables'.
 
Actualmente son más de seis mil los sujetos obligados en el sistema financiero mexicano a emitir reportes de operaciones inusuales, relevantes y preocupantes; al integrar ahora nuevas actividades vulnerables, con base en datos del INEGI estimó que podrían ser 320,000 las entidades sujetas a cumplir con esta ley.
 
“Hay que afinar quiénes deben emitir los avisos; por ejemplo, las organizaciones sin fines de lucro que reciben donativos son alrededor de 19 mil, pero hay varias definiciones de ONG, eso debe aclararse, por lo que podrían ser hasta casi 335,000 las entidades que deban cumplir con esta ley, pero en realidad no se tiene una cifra consolidada ni precisa de cuántas son”, dijo.
 
Gerardo Palomar, director Jurídico del despacho Petolov, explicó que aun cuando el reglamento no está listo, al entrar en vigor la ley las empresas y personas que realicen “actividades vulnerables” tienen ya la obligación de identificar plenamente a cada uno de sus clientes e integrar expedientes.
  
“Muchas de las empresas lamentablemente no están todavía preparadas, es un foco rojo. Deben no sólo pedir identificación a los clientes, sino contar con matrices de riesgos para conocerlos; en el reglamento se definirán qué tan profundos deberán ser los cuestionarios a los clientes”.
 
En torno a la ley, Guillermo Rosales, director ejecutivo de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), comentó que sus más de 1,500 agremiados están preparados en la parte referente a la identificación de los clientes, ya que es una práctica operativa que ya realizaban.
  
Sin embargo, señaló que aún falta la emisión del reglamento, en el que se especificará la forma en que deberán entregar los avisos, entre otros temas.
  
Rosales Zárate comentó que están en comunicación permanente con la Secretaría de Hacienda y han participado junto con otros organismos empresariales en el diseño del reglamento, pues en éste se definirá la operación de la ley.