Archivo

2013, año de la euforia por la reforma en telecomunicaciones

06 febrero 2014 7:3 Última actualización 26 diciembre 2013 12:16

[Se llevó a cabo la transformación más profunda del sector, dice gobierno./Bloomberg]


 
Notimex
 
El año que está por terminar estuvo marcado por la euforia que causó la entrada en vigor de la reforma en materia de telecomunicaciones, radiodifusión y competencia económica; sin embargo, para analistas del sector, el entusiasmo se empañó con el retraso en la emisión de la ley secundaria.
 
En opinión del especialista Gabriel Sosa Plata, los cambios constitucionales que entraron en vigor el 10 de junio de 2013, generaron fuertes expectativas positivas, pero conforme pasaron los meses y se concluyó que el año cerraría sin la legislación correspondiente, comenzaron a generarse repercusiones negativas para el sector.
 
Sin embargo, reconoce que si bien no se cumplieron las expectativas para una reconstrucción del sector de las telecomunicaciones y la radiodifusión en México, se establecieron las bases fundamentales para un nuevo modelo.
 
"En 2013 se pusieron bases importantes, pero su éxito dependerá de una buena legislación secundaria porque ahí se van a definir muchas de las generalidades de la reforma constitucional, todos los actores, las empresas y la sociedad civil la están esperando", aseguró Sosa Plata.
 
A su decir, el incumplimiento en los plazos que el propio Congreso fijó para emitir la ley secundaria en la materia, es una irresponsabilidad que envía una mala señal a los inversionistas que vieron expectativas positivas con la apertura a la inversión extranjera.
 
"Esos mismos inversionistas se topan con la incertidumbre y el incumplimiento de los plazos establecidos por los propios legisladores, se envía un pésimo mensaje a los mercados internacionales y a la misma sociedad", indicó.
 
Así, dijo, los deseos para 2014 se reducen a tener una legislación que materialice los objetivos y mandatos de la reforma que van desde garantizar de mejor manera los derechos a la información, a la libertad, a la pluralidad, hasta tener condiciones más favorables para abatir la brecha digital.
 
Mientras que el subsecretario de Comunicaciones, José Ignacio Peralta, tiene un balance más positivo que el de los analistas, ya que la conformación del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) es uno de los primeros y más importantes frutos de la reforma.
 
"Tenemos una reforma constitucional en materia de telecomunicaciones, los tribunales especializados se formaron por parte de la Judicatura y el órgano regulador autónomo está funcionando", dijo.
 
Para el funcionario, la ley secundaria es un tema que saldrá adelante una vez que se abra un espacio en el nuevo periodo de sesiones en el Congreso en febrero próximo, toda vez que el gobierno federal ya tiene listo para su análisis su proyecto de legislación.
 
"El balance es positivo, en este año se llevó a cabo la transformación más grande y profunda del sector de telecomunicaciones en la historia y vamos a ver los frutos de ello en el corto plazo", enfatizó.
 
En opinión de la especialista en telecomunicaciones Irene Levy, la incertidumbre jurídica que genera la falta de legislación secundaria, que debió ser expedida antes del 9 de diciembre, puede generar una ola de litigios y un efecto "dominó" grave.
 
"La expectativa internacional de que México acabe con el enorme nivel de concentración del sector se esfuma poco a poco y podemos decir que nos dejaron vestidos y alborotados", consideró.