Archivo

10 millones de trabajadores ganan de 1 a 3 ‘minisalarios’

06 febrero 2014 6:58 Última actualización 10 diciembre 2013 5:26

[Analistas señalan que la cotización de los trabajadores con los salarios más bajos se atribuye al ciclo económico. / Arturo Monroy] 


 
Zenyazen Flores
 
 

Los trabajadores que cotizan al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) con “minisalarios” aumentaron 3.7 por ciento en octubre, respecto de igual mes de 2012, por lo que los trabajadores que cotizan con uno y hasta tres salarios mínimos ascienden a 9 millones 940 mil 548, que representan 60 por ciento del total de cotizantes registrados, que son 16 millones 633 mil 551.
 

Dentro de ese bloque de trabajadores, el que más se ha incrementado en el periodo de referencia es el grupo se encuentra en el rango de un salario mínimo, toda vez que los trabajadores que cotizan con un salario aumentaron 6.6 por ciento, al pasar de 477 mil 297 a 509 mil 18 trabajadores.
 

Según informes institucionales del propio IMSS, cuando los trabajadores cotizantes se concentran en los grupos salariales más bajos, se reduce la recaudación de los ingresos por concepto de Cuotas Obrero Patronales (COP), las cuales aportan más del 80 por ciento de los ingresos totales al instituto.
 

Especialistas de Ernest & Young (EY) y del Tecnológico de Monterrey señalan que la cotización de los trabajadores con los salarios más bajos se atribuye al ciclo económico y la composición de las relaciones laborales, pero es “altamente probable” que se deba a trabajadores cuyas empresas los dan de alta en el IMSS con un salario diferente al real, lo que recibe el nombre de subcotización.
 

De los 16 millones 633 mil 551 trabajadores cotizantes al IMSS, 27 por ciento corresponde a la industria de la transformación, es decir, 4 millones 554 mil trabajadores; le sigue el sector servicios para empresas, personas y hogar con 4 millones 96 mil trabajadores (25 por ciento) y en tercer sitio el sector comercio con 3 millones 587 mil cotizantes (22 por ciento).
 
 
 
Subcotización
 

Carlos de la Fuente, socio de Seguridad Social y Contribuciones Locales de EY, explica que la subcotización tiene implicaciones para el IMSS en el sentido de que recauda menos cuotas porque los patrones evaden o reducen las aportaciones, lo que se traduce en vulnerabilidad financiera del instituto.
 

“Las empresas recurren a la subcotización por costos altos, que no se justifica de todas maneras, pero que el grueso de trabajadores cotizantes estén en salarios mínimos es un indicio de subcotización. Antes las empresas no afiliaban a las personas, pero después comenzaron a afiliar con salarios bajos para tenerlas protegidas con las prestaciones en especie del seguro social”.
 

Por su parte, Eduardo Rodríguez Oreggia, director del Doctorado en Políticas Públicas de la Escuela de Graduados en Administración Pública del Tecnológico de Monterrey, señala que cotizar con menor salario al IMSS se traduce en menos pagos a la seguridad social, pero sobre todo en que el trabajador tendrá una pensión inferior a la que le correspondía.
 

Añade que la reforma hacendaria no contiene incentivos para que los patrones dejen de subcotizar con montos inferiores a los salarios reales de los trabajadores.
 

Cada año, cuando inician las negociaciones del salario mínimo en diciembre, los representantes patronales y sindicales en la Comisión Nacional de Salarios Mínimos (Conasami) aseguran que muy pocos trabajadores ganan un salario mínimo.
 

Sin embargo, José Luis Carazo, representante del sector obrero en la Conasami, admite que hay preocupación por el incremento de los trabajadores que cotizan con un salario mínimo, “pues de lo que se trata es que si la empresa le paga 100 pesos por día a un trabajador, no cotice al Seguro Social sólo 50 pesos y al SAT lo reporte con 150 pesos sólo por ahorrar costos”.