AFTEROFFICE
BUENA VIDA

Zara traslada 2 mil mdd
a Francia y Suiza para evadir impuestos

La evasión de impuestos por parte de compañías transnacionales es un problema común en todo el mundo, y la firma española Zara no es la excepción, pues se vale de trasladar 2 mil millones de dólares a Holanda y Suiza para defraudar al fisco de muchos países. 
Bloomberg
26 febrero 2014 19:41 Última actualización 26 febrero 2014 19:43
Etiquetas
 [Zara registra el 45 por ciento de sus ventas en los mercados emergentes. / Reuters] 

El 45% de las ventas de Zara se registra en los mercados emergentes como México. (Reuters)

La popularidad de Zara entre las estrellas de Hollywood contribuye a hacer de su empresa matriz española, Inditex SA, la mayor firma minorista de modas del mundo. Zara es un referente en la moda contemporánea; sus prendas las han llegado a portar artistas como la cantante Taylor Swift, la actriz Kim Kardashian y la esposa del príncipe William, Kate Middleton.

El dueño mayoritario de Inditex SA - que a su vez posee a Zara - es el español Amancio Ortega Gaona, quien el año pasado se convirtió en la persona más rica de Europa y en la tercera más rica del mundo. Pero esa riqueza no se dio de la nada, pues surgió, en gran medida, de un truco que aplica la mayoría de las compañías transnacionales: la evasión de impuestos.

¿Cómo le hace Zara para evadir a las autoridades fiscales de todo el mundo? Fácil: reporta menos márgenes de ganancias y, por ende, aporta menos impuestos. ¿Y cómo hace esto? Más fácil: enviando parte de sus ganancias (unos 2 mil millones de dólares) a una pequeña unidad financiera que opera en Holanda y Suiza, esquivando así a los países que cobran impuestos muy altos, como Gran Bretaña, Francia, Italia y Alemania.

Pese a que reporta menos ingresos a los gobiernos de distintos países, Inditex tiene los mejores márgenes de ganancias de su sector, con alrededor de 15 por ciento. Sin embargo, en naciones como las anteriores, apenas reporta márgenes de 3 y 5 por ciento desde 2009. Es por ello que la compañía española aprovecha el tipo de vacíos impositivos que están cada vez más bajo la lupa de los organismos reguladores internacionales.

En los últimos cinco años, Inditex ha trasladado casi 2 mil millones de dólares en ganancias a una pequeña unidad que opera en Holanda y Suiza. Si bien esa subsidiaria emplea sólo a alrededor del 0.1 por ciento de la fuerza de trabajo de Inditex en todo el mundo, dio a conocer el año pasado casi un 20 por ciento de las ganancias globales de la empresa matriz, según informes de la propia compañía.

Este truco - el cual practican muchas empresas alrededor del mundo - redujo de forma legal los impuestos de Inditex de 325 millones de dólares en 2009 hasta 100 millones de dólares el año pasado, con lo cual elevó el ingreso de la compañía en 3 por ciento.


Políticos quieren cazar a los evasores


La evasión de impuestos por parte de compañías multinacionales ocupa el primer lugar de la agenda política internacional. Los países del Grupo de los 20 (G-20) y la Comisión Europea (CE) ya instrumentan medidas para evitarlo. La ira política, sin embargo, se concentra en empresas de tecnología de los Estados Unidos como Google y Apple, quienes trasladan valiosos derechos de patentes de software a divisiones en el exterior.

Inditex muestra que una firma minorista también puede reducir sus impuestos mediante el recurso de trasladar los derechos de, por ejemplo, diseñar una vitrina en unidades de bajos impuestos.

“Las autoridades tienen que ir mucho más allá de examinar las compañías online y de tecnología”, dijo Alex Cobham, un investigador en Londres del Centro para el Desarrollo Global en Europa. “Se trata de un problema sistémico que se da en todas las industrias”.

Pese a todo el escándalo derivado de la evasión de impuestos, los directivos de Zara sostienen que sus informes de ganancias son perfectamente apropiadas.

Los márgenes de ganancia cumplen con las regulaciones locales e internacionales que rigen las transacciones entre subsidiarias, afirmó Jesús Echevarría Hernández, vocero de la compañía.

Las filiales de Inditex son objeto de “frecuentes auditorías y exámenes por parte de las autoridades fiscales locales en cada mercado a los efectos de evaluar la corrección de los niveles de rentabilidad”, agregó.

Además, aseguró: La subsidiaria holandesa es “una entidad de gran importancia en el marco del modelo de negocios de Inditex” y "no se relaciona con ahorros de impuestos”, por lo que no ha tenido un impacto “significativo” en las fluctuaciones de la tasa impositiva efectiva.