AFTEROFFICE
deportes

Zach Johnson gana el Abierto Británico, su segundo major

El golfista estadounidense Zach Johnson logró este lunes el segundo título de su carrera en uno de los torneos grandes del circuito al ganar un desempate de cuatro hoyos al final de la última ronda en el Abierto Británico.
Agencias
20 julio 2015 17:21 Última actualización 20 julio 2015 17:55
Johnson se llevó su segundo grande, esta vez en la cuna del golf, al ganar el Abierto Británico.

Johnson se llevó su segundo grande, esta vez en la cuna del golf, al ganar el Abierto Británico.

ST. ANDREWS, Escocia.- El golfista estadounidense Zach Johnson logró el lunes el segundo título de su carrera en uno de los torneos grandes del circuito al ganar un desempate de cuatro hoyos al final de la última ronda en el Abierto Británico.

En una competición que parecía no querer terminar, el golfista de 39 años llegó al desempate tras cerrar el recorrido regular con 66 golpes y se quedó con la gloria al superar al sudafricano Louis Oosthuizen y al australiano Marc Leishman en los hoyos extra.

"Me siento bendecido por ser campeón y honrado de ser parte de la historia de este deporte", dijo Johnson tras una ronda jugada en una atmósfera húmeda y cargada, aunque -lo que es más importante para los jugadores- con poco viento.

"Fue una semana de paciencia, coraje y confianza. No puedo jugar mejor de lo que lo hice. Esperé mis oportunidades y las aproveché", agregó. Johnson, que ganó el Masters de Estados Unidos en 2007, empezó bien el desempate embocando dos birdies desde 3.5 y 5.5 metros en los dos primeros hoyos, por lo que pudo permitirse el lujo de un bogey en el 17 antes de un par cuatro en el último que selló su victoria.

Oosthuizen, ganador del Abierto cuando se jugó por última vez en St Andrews en 2010, mantuvo el par del recorrido en los hoyos extra, mientras que Leishman falló en el primero y concluyó el desempate con dos golpes sobre el par.

Johnson se secó las lágrimas antes de abrazar a su esposa y recibir el trofeo y un premio de 1,15 millones de libras (1,79 millones de dólares).
Uno de los primeros en felicitarlo fue su compatriota Jordan Spieth, que se quedó a un golpe de entrar en el playoff.

Spieth, de 21 años y que buscaba convertirse en el primer jugador desde Ben Hogan en 1953 que gana los tres primeros majors del año, terminó con un 69 golpes (tres bajo par), para un total de 274, 14 por bajo el par.