AFTEROFFICE
BUENA VIDA

Yucatán se deleitará en el museo del chocolate

Este día, abrirá sus puertas el Museo del Chocolate en la zona arqueológica de Uxmal, donde se enriquecerá la oferta cultural, gastronómica, histórica y turística de la región.
Yoisi Moguel
10 julio 2014 23:45 Última actualización 11 julio 2014 5:0
Chocolate. (El Financiero)

Con su apertura se busca conservar una práctica milenaria que se había perdido en Yucatán. (El Financiero)

UXMAL.- En las inmediaciones de la zona aqueología de Uxmal, el Museo del Chocolate abrirá sus puertas a partir de mañana 11 de julio, para enriquecer la oferta cultural, gastronómica, histórica y turística de la región, como espacio único en su tipo que mostrará la trascendencia y resaltará los atributos medicinales y alimenticios del cacao, una semilla apreciada y valorada desde hace miles de años por diversas civilizaciones de México y el mundo.

Choco-Story Uxmal es un desarrollo que promueve la empresa belga, Belcolade, fabricante de chocolate y es el primer proyecto de cultivo de cacao en su tipo en Yucatán, que contará con un centro de investigación de esta semilla, muy escasa en el mundo.

Choco-Story México forma parte de un circuito de museos situados en diferentes ciudades europeas como Praga, Brujas, París y próximamente Bruselas, bajo la misma temática, de dedicar la mayor parte de su conocimiento en mostrar al mundo la relevancia de los mayas y los aztecas, primeros en descubrir las bondades y propiedades alimenticias del cacao.

Además, busca conservar una práctica milenaria que se había perdido en Yucatán mediante las investigaciones que desde hace una década realizan emprendedores que se han dedicado al rescate del cacao mexicano considerado como uno de los mejores del mundo.

El diseño de la bienvenida y servicios al visitante, están inspirados en la antigua Hacienda Uxmal; las salas de exhibición son pequeñas chozas mayas construidas a la usanza tradicional, paredes de tierra roja y techos de palma de guano que se incorporan perfectamente al paisaje selvático.

El museo se compone de cinco salas de exhibición: Los mayas y el cacao; El cacao; Casa y cocina maya; Llegada del chocolate a Europa, y Fabricación del chocolate, que abarcan periodos desde la época prehispánica hasta la actualidad.

Con una museografía y contenidos muy didácticos y fácilmente comprensibles, el visitante podrá conocer el papel del cacao entre los mayas precolombinos ya sea como moneda, tributo o bebida para los nobles, podrá visitar la recreación de una antigua casa maya y su cocina; además de las características de la planta que crece en climas tropicales; continuando con la llegada de la bebida a la corte española en los siglos XVI y XVI, donde era consumido por la clase alta, así como el momento en que el chocolate da inicio a una gran industria.

El acervo de este museo se compone de reproducciones de piezas arqueológicas como estelas, vasijas, códices y tapas de incensarios; la recreación de un entierro con su ofrenda y una destacada colección de chocolateras y tazas de cerámica y cobre que datan del siglo XVI al XVIII, las cuales fueron prestadas por los recintos hermanos de Praga, Brujas y Paris.

Las salas están ubicadas dentro de un cultivo de cacao y alrededor de una variedad de diferentes especies de plantas endémicas como la ceiba, el achiote y el balché, además de un espacio destinado a la producción de miel de abejas meliponas, una especie nativa de Yucatán, cuyo producto es sumamente apreciado por su sabor y atributos medicinales.

El recorrido se enriquece con una ceremonia Chac Chaac, dirigida por un sacerdote maya y una sala de demostración donde se explica la elaboración del chocolate prehispánico.