AFTEROFFICE
BUENA VIDA

Un fin de yoga en el Pacífico

Este viernes 28 de noviembre inicia en el Club Med de Ixtapa-Zihuatanejo el Campus Yoga 2014, en el que estará presente uno de los pilares mundiales de esta actividad oriental: Rodney Yee.
Rosario Reyes
25 noviembre 2014 20:41 Última actualización 26 noviembre 2014 5:0
Etiquetas
Los practicantes de yoga en el país han crecido considerablemente en los últimos 15 años. (Cortesía)

Los practicantes de yoga en el país han crecido considerablemente en los últimos 15 años. (Cortesía)

Alejandro Kiyono es maestro de yoga y el encargado de la logística de Campus Yoga 2014, que se realizará los días 28, 29 y 30 de noviembre en el Club Med, de Ixtapa-Zihuatanejo.

“En este segundo año nos acompaña uno de los pilares de yoga a nivel internacional que es Rodney Yee. También está Jorge Bucay, a quien seguramente han leído; Mirabai Ceiba, una pareja de artistas que cantan mantras, y Alejandro Maldonado, que es la estrella nacional de yoga”, señala.

Por iniciativa del gobierno del estado de Guerrero, cuenta el yogui, se busca llevar serenidad y paz “para que a través de la práctica, la filosofía, lo que nosotros ofrecemos, los participantes tengan una vida más saludable y qué mejor que hacerlo en una playa paradisiaca como Ixtapa-Zihuatanejo, que lo vuelve una experiencia inolvidable”.

El yoga, esta filosofía milenaria, ha sido adoptada en los últimos 100 años principalmente en Estados Unidos y Europa. En México, cuenta el maestro, empieza a tener su auge a mediados de los 90. “Pero a partir del 2000 ha sido una explosión impresionante, si había entonces 100 escuelas en todo el país, era mucho y hoy en día nada más en la ciudad de México debe haber unas 250. Se practica en todos los gimnasios, los deportivos públicos de las delegaciones también la imparten. Es una filosofía de vida para que los seres humanos seamos más saludables, por eso tiene una recepción tan grande”, dice Kiyono.

De acuerdo con el experto, hay muchos métodos de acercarse al yoga, el más conocido es la práctica física, que ayuda a flexibilizar y fortalecer los músculos. Se promueve, dice, el equilibrio entre mente, cuerpo y energía o alma, por lo tanto, incluye una alimentación sana y una experiencia espiritual.