AFTEROFFICE
CULTURAS
  

El proyecto sin título de Woody Allen

¿Por qué un director de esta envergadura le entra al negocio de la televisión con una empresa tan novata como Amazon? Hasta el momento hay más dudas que respuestas. 
Myrna Martínez
13 enero 2015 20:37 Última actualización 14 enero 2015 5:0
Lentes de Woody Allen. (Tomada de www.etsy.com)

Lentes de Woody Allen. (Tomada de www.etsy.com)

A tres días de lograr lo que Netflix no pudo con House of Cards y Orange is the New Black, ganar el Globo de Oro a la mejor serie por un producto online, Amazon da un anuncio que hace cinco años hubiera sido prácticamente surrealista: Woody Allen escribirá y dirigirá una serie para Internet.

El cineasta ingresa al formato que durante décadas ha ignorado, y lo hace, cosa interesante, de la mano del novel y casi primerizo Amazon.
La pregunta es: ¿si le va a apostar al formato en línea, por qué hacerlo con los novatos y no con Netflix? El comunicado lanzado ayer por la firma de Jeff Bezos es tan escueto que no responde ninguna interrogante. El vicepresidente Roy Price sólo alabó al director neoyorquino y dijo que es un honor producir su primera serie televisiva.

Aún sin reparto confirmado, El proyecto sin título de Woody Allen, la serie que tendrá capítulos de media hora, será transmitida por el servicio Prime Instant Video de Amazon en Estados Unidos, Alemania y Reino Unido.

Ése es quizás uno de los mayores problemas a los que se enfrenta el servicio de video de la empresa de Seattle: mientras que Netflix llega a 50 países, Amazon únicamente está disponible en los países antes mencionados, más Austria y Japón.

En el mismo comunicado, las únicas palabras de Woody Allen fueron: “No sé cómo me metí en esto. No tengo ideas y no estoy seguro por dónde empezar. Supongo que Roy Price se arrepentirá de esto”.
la conquista en línea.

Amazon, tienda en línea creada por Jeff Bezos, tuvo varios reveses el año pasado. Registró pérdidas por más de 400 millones de dólares, y el Fire Phone fue un fracaso. La producción de series originales es su apuesta para el 2015.

House of Cards le dejó el camino pavimentado a la competencia. La producción protagonizada por Kevin Spacey se convirtió en la primera en ser considerada para los premios Emmy, pero en 2013 todavía existía cierto desdén por los programas online: de nueve nominaciones únicamente se llevó tres galardones; ninguno por actuación o mejor serie. En los Globos de Oro 2014, la única en llevarse el premio a casa fue la actriz Robin Wright.

Transparent, la comedia negra sobre un padre de familia y profesor jubilado que se asume como transexual, obtuvo dos nominaciones a los Golden Globes de este año y, sorpresivamente por ser una serie para Internet y las primeras nominaciones para Amazon, se llevó el premio al mejor actor por la actuación de Jeffrey Tambor y mejor serie de comedia/musical. Les costó dos años de aprendizaje. Sus primeras series fueron lanzadas en abril de 2013: Alpha House, sobre cuatro senadores que viven en la misma casa, le apostó a un actor reconocido, John Goodman. No ha sido considerada en las entregas de premios, pero ha tenido éxito entre los usuarios de Instant Video y ya va en su segunda temporada. El otro título no tuvo la misma suerte. Betas, sobre un grupo de geeks que planean lanzar una app en Silicon Valley, fue cancelada tras la primera temporada. Irónicamente, una de las series más populares de HBO del año pasado lleva el nombre de Silicon Valey y cuenta con una premisa similar.

Amazon no se arriesga en las producciones. Mientras que Netflix se caracteriza por lanzar el mismo día todos los capítulos de una temporada, la tienda de e-books primero transmite el piloto y si éste no funciona, lo cancela, como Zombieland y Browsers. El año pasado lanzó Transparent y Mozart in the Jungle, con Gael García, utilizando el mismo modelo de Netflix, no sin antes lanzar la prueba. Para este año ya confirmó la creación de siete pilotos. Si funcionan entre sus suscriptores, las series serán producidas.

La única manera de ver algunos de los contenidos de Amazon en México es a través de Clarovideo, empresa de televisión por la red de Telmex que el año pasado firmó un acuerdo para la transmisión de Alpha House, Betas y Mozart in the Jungle.

En el país, además de Netflix y Clarovideo, otras compañías se han sumado a la era dorada de la renta por web: Veo Tv (Televisa), Klic (Cinépolis), Vudu (Walmart) y Crackle (Sony). Todas, excepto Crackle que es gratuito, pretenden apostarle a un amplio catálogo de películas y ofrecer contenido exclusivo, pero ¿cuántas se atreverán a producirlo?