AFTEROFFICE
DEPORTES

Wimbledon, una cancha hecha para Federer

El torneo de Wimbledon le sienta bien al tenista suizo Roger Federer, quien ha visitado Londres sin falta desde 1999. El helvético espera recuperar el ritmo que mostró entre 2003 y 2007.
Domingo Aguilar
19 junio 2014 21:39 Última actualización 20 junio 2014 5:0
Roger Federer

Roger Federer ocupa el lugar 4 en el ranking del ATP. (Reuters)

Roger Federer ha visitado Londres sin falta desde 1999 para disputar el torneo de Wimbledon. El césped inglés le sienta bien, pues tras 15 visitas se ha convertido en un histórico de ese Grand Slam, junto con el estadounidense Pete Sampras y el británico William Renshaw, todos campeones en siete ocasiones.

El suizo es el máximo ganador en la historia del deporte blanco en los cuatro torneos grandes del mundo con 17 coronas, ya que además de las conseguidas en territorio británico suma cuatro del Abierto de Australia, un Roland Garros y cinco del Abierto de Estados Unidos.

El actualmente ubicado en el número 4 del ranking de la ATP tiene una cuenta pendiente en el All England Lawn Tennis and Croquet Club. Y es que tras triunfar en 2012 (último Grand Slam que consiguió), en 2013 fue eliminado por el ucraniano Sergiy Stakhovsky, número 116 del mundo, en la segunda ronda.

El helvético espera recuperar el ritmo que mostró entre 2003 y 2007, periodo en el que obtuvo el trofeo plateado de manera consecutiva y que lo convirtió en el segundo jugador con más victorias al hilo junto con el sueco Björn Borg, ambos detrás de Renshaw que se hizo de seis.

El torneo de tenis más antiguo del mundo, cuya inauguración data del año 1877, fue el primero en abrir sus puertas a jugadores profesionales; fueron incluidos a partir de 1968 y dieron inicio a la etapa “abierta”, en la cual se involucran profesionales y amateurs.

La admisión del profesionalismo ha dado grandes beneficios económicos al atleta de 32 años: a lo largo de sus participaciones en Wimbledon ha cosechado 10 millones 334 mil 512 dólares, el 13.79 por ciento de las ganancias que ha conseguido sólo por su desempeño dentro del rectángulo desde sus inicios en 1998 (un total de 74 millones 897 mil 529 dólares).

A partir del lunes, Roger Federer seguirá la norma del exclusivo club inglés y se vestirá de blanco una vez más en su búsqueda por disputar nuevamente la final en el Centre Court el próximo 6 de julio. De conseguir la victoria, se separaría tanto de Sampras como de Renshaw y sería el dueño absoluto de los enfrentamientos en el municipio londinense.