AFTEROFFICE
deportes

Wilfredo Caballero, arquero inquebrantable

Willy Caballero pasó la mayor parte de su carrera como suplente, pero en el Málaga y en el Manchester City se adueñó de la titularidad. El arquero disputará este miércoles con el City, la vuelta de los octavos de final de Champions ante el Mónaco.
Alain Arenas
14 marzo 2017 23:38 Última actualización 15 marzo 2017 5:0
Caballero disputará con el Manchester City la vuelta de los octavos de final de Champions League ante el Mónaco. (AP)

Caballero disputará con el Manchester City la vuelta de los octavos de final de Champions League ante el Mónaco. (AP)

El debut de Willy Caballero fue el ejemplo de lo que ha sido toda su carrera bajo los tres postes. En un partido amistoso celebrado en agosto de 2001 contra la Roma en el estadio Olímpico de la capital italiana, hizo su presentación con el Boca Juniors. Ingresó al minuto 75 por Roberto Abbondanzieri, realizó un par de atajadas, pero no impidió que los xeneizes cayeran 3-1.

Pese a que tuvo una buena actuación y había sido campeón en la Copa del Mundo Sub-20 ese mismo año, Carlos Bianchi, entonces estratega del club argentino, no le concedió la titularidad, por lo que sólo disputó 19 encuentros con la camiseta azul y amarillo en los tres años que permaneció con el equipo.

Emigró al Elche, de la Segunda División española, para la temporada 2004-05 y luego fue cedido al Arsenal de Sarandí a los seis meses. Para el siguiente año futbolístico volvió con el equipo español en el que, finalmente, fue considerado en el 11 inicial. Participó en 142 partidos y permitió 160 anotaciones en cinco temporadas. Su rendimiento le valió ser transferido al Málaga, club en el que vivió sus mejores años como profesional.

“Llegó como cuarto portero, pero por bajas de juego de los otros arqueros y la lesión del titular Sergio Asenjo se adueñó del puesto, que no dejó en sus cuatro temporadas con el equipo. Es muy perseverante, trabaja muy duro y eso siempre hace que termine por jugar sea el equipo en el que esté”, sostiene José Luis Malo, reportero del diario Málaga Hoy, quien cubre al equipo español.

Malo añade que Caballero es un portero de perfil bajo, reservado, que no sale a fiestas y que le gusta estar en casa con su esposa y sus dos hijas. “En el campo de juego es un portero que despeja más de lo que ataja. No es de grandes lances, pero sí es muy efectivo y muy complicado vencerlo en el uno contra uno”.

Actualmente posee el récord de imbatibilidad del club malagueño al no recibir gol en 479 minutos. Además, es el segundo portero con más apariciones en el equipo con 117 encuentros en la Liga española. También participó en la inédita campaña del conjunto en la Liga de Campeones 2012-13, en la que llegó hasta cuartos de final y fue eliminado dramáticamente por el Borussia Dortmund.

“Su legado humano es más que el estadístico. Su salida al final de la campaña de 2014 fue una de las más dolorosas de los últimos tiempos. La afición lo adoraba, hasta tenía un cántico personalizado, situación que sucedió muy poco históricamente. Sin duda es uno de los tres mejores porteros de todos los tiempos del Málaga”, agrega Malo.

Desde la temporada 2014-15 hasta la fecha juega para el Manchester City, donde volvió a ser suplente. Retomó la actividad la campaña pasada en la Copa de la Liga Inglesa y fue clave en la final al detenerle tres penales al Liverpool, para conseguir el título.

Con la llegada de Pep Guardiola como director técnico de los Citizens para este año, Caballero se convirtió en titular y forzó que Joe Hart -guardameta estelar en las pasadas cuatro campañas con el equipo- se fuera del club y Claudio Bravo -quien llegó en el mercado de verano pasado por 22 millones de dólares- fuera relegado al banquillo. El argentino es el segundo jugador menor valor de mercado en la plantilla del City (8.4 millones de dólares).

“El fichaje de Bravo se planeaba que fuera para el presente y el futuro del City, porque tiene un mejor juego de balón con los pies a comparación de Caballero. Pero la falta de adaptación del chileno a la Liga Premier y su nerviosismo en algunos juegos, hicieron que Guardiola prefiriera al ex Málaga, quien ya se adaptó al certamen. Pese a todo, el catalán sabe que Bravo es el futuro en la portería del club”, analiza Jordi Quixano, reportero del diario El País, quien siguió las carreras de Caballero y Guardiola en España.

Caballero -quien hoy disputará con el Manchester City la vuelta de los octavos de final ante el Mónaco- se convirtió en el arquero titular del club en Champions y Premier League en los meses de febrero y marzo. Malo no descarta que extienda su estadía con el equipo inglés.
“Su juego con los pies está casi a la altura del de Bravo, dudo que sea un impedimento para que no se quede con la institución, pese a que termina contrato al final de esta campaña. Si mantiene su desempeño, incluso podría repetir de titular la siguiente”, agrega.